Miércoles 13 de septiembre del 2017

COLUMNA DEL SENADO: Ninfa Salinas Sada

*Rica biodiversidad de ecosistemas marinos

Sin duda la biodiversidad de ecosistemas marinos con la que contamos es enorme, y por supuesto de los cuales podemos encontrar una diversidad de distintos ecosistemas como manglares, como arrecifes coralinos donde nacen, se refugian y se crian una gran cantidad de especies marinas.

México en su zona costera aproximadamente cuenta con 400 especies de peces, 50 de moluscos y 90 de crustáceos, por darnos unos números y darnos el tamaño de la dimensión de lo que sucede en nuestras costas.

Estos ecosistemas sin duda nos reportan constantemente beneficios sociales y económicos al país, que no necesariamente son considerados todo el tiempo. Cabe señalar, por ejemplo, que en el periodo 2003 a 2013, los estados costeros contribuyeron nada más y nada menos con el 43 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) nacional.

Entonces eso les habla de la importancia y el tremendo desarrollo que han tenido los estados costeros.

Nuestro país ha adoptado distintas medidas de protección a los ecosistemas marinos. Por ejemplo, hoy tenemos más de 70 millones de hectáreas en zonas marinas, que representan el 23 por ciento de las aguas nacionales ya salvaguardadas bajo el régimen de Área Natural Protegida. Aunado a eso, la CONABIO ha identificado 70 regiones marinas más prioritarias para la conservación de ecosistemas y especies.

Pero sin duda los ecosistemas siempre están siendo amenazados pese a los esfuerzos de conservación me parece que es una labor constante, es un tema continúo, de continua atención, y por supuesto de continúo debate, sobre cómo vamos a atender la protección de los ecosistemas marinos, entre los principales problemas a los cuales se enfrentan los océanos, mares, pues sin duda es la sobreexplotación de los recursos y el otro pues es el exceso de contaminación y desechos que se vierten todo el tiempo en ellos.

Aunado a lo anterior, el aumento a la población en el mundo ha puesto una presión indiscutible muy importante en dichos ecosistemas y sin duda reduce sus habilidades de proveernos servicios ambientales.

Un solo dato refleja la magnitud creo que del daño que enfrentan nuestros océanos y mares. De acuerdo al Foro Económico Mundial, se desechan anualmente casi 500 millones de toneladas de residuos plásticos en el mundo, por lo que, sin duda de continuar así, en el 2050 habría más plástico que peces en el mar].

Entonces, desafortunadamente, los ecosistemas marinos de México no son ajenos a este tipo de problema. Creo que también México padecemos de contaminación, de crecimiento poblacional desordenado, de la pérdida de hábitat, y pues una presión creciente sobre las especies marinas que sin duda agobian nuestros ecosistemas y mares.

Estos problemas se agravan si consideramos que nuestro país es uno de los más vulnerables a los efectos del cambio climático, un ejemplo palpable y terrible, es el cada vez más poderoso impacto de los fenómenos climatológicos que estamos viviendo, ahorita recientemente podemos hablar que en espacio de días podemos hablar de fenómenos como Harvey, como Irma, como Katia, que eventos como estos cada vez asotan con más fuerza y que tienen como origen pues las variaciones de temperatura en el océano, y que sin duda no son de gran preocupación y generan una devastación terrible.

Más artículos

Sagarpa debe informar sobre la calidad del arroz
Colaboración integral para enfrentar la trata de personas
Pruebas de que sí me infectaron mi celular