Lunes 12 de junio del 2017

COLUMNA DEL SENADO: Verónica Martínez Espinoza

*La sequía aumentará severamente

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas la energía es la principal contribuyente al cambio climático, representando aproximadamente el 60 por ciento de las emisiones de los gases de efecto invernadero a nivel mundial.

El sector de la alimentación es uno de los que más energía consumen, representando cerca del 30 por ciento del consumo total de energía del mundo y 22 por ciento de las emisiones totales de dichos gases, mientras el consumo residencial representa el 29 por ciento y el 21, respectivamente.

Cambiar los patrones de consumo y fuentes de producción de energía resulta fundamental, para disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero y con ello contribuir al combate contra el cambio climático.

Por sus características geográficas, México es uno de los países más vulnerables a este fenómeno, su ubicación oceánica, su latitud y relieves lo exponen en mayor medida a los fenómenos hidro-meteorológicos.

Los estudios realizados sobre México en relación con el cambio climático indican, entre otras cosas, que la sequía aumentará severamente en algunas regiones del país, los ecosistemas forestales sufrirán cambios en un 50 por ciento de su superficie, la agricultura de temporal se verá reducida y en general la calidad de vida de la población disminuirá.

Actualmente ya podemos presenciar dichos efectos. En mayor o menor medida, somos testigos de cómo las temperaturas se han vuelto cada vez más extremas y los temporales han cambiado drásticamente.

Por estas razones, México ha sido un activo promotor e impulsor del combate al cambio climático en los foros regionales y multilaterales.

Más artículos

Promover 911 como número único de emergencias
Toneladas de plástico se van a los océanos
Conservar las especies marítimas de México