Viernes 21 de julio del 2017

COLUMNA DEL SENADO: Zoé Robledo Aburto

*Es hora de poner fin a mapaches electorales

Exhortamos al Instituto Nacional Electoral a que en las elecciones de julio de 2018 priorice que la instalación de las casillas se realice en los lugares en que exista instalado el Programa México Conectado.

Asimismo, solicitamos a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes acelerar el proceso de implementación de la Reforma en materia de Telecomunicaciones y garantizar el acceso a las tecnologías de la información y comunicación, así como a los servicios de radiodifusión y telecomunicaciones, incluido el de banda ancha e internet.

Estos exhortos son parte de la #SinInternetHayFraude, la cual busca garantizar el acceso a internet en las casillas electorales con el fin de que tanto ciudadanos como funcionarios puedan renunciar en tiempo real las irregularidades observadas durante la jornada electoral.

Creemos que hoy la obscuridad no es los lugares donde hay luz o no, es donde hay internet o no, con internet se pueden hacer denuncias, con internet los propios funcionarios de casilla pueden avanzar mucho más rápido en los procesos de conteo, vaya, el internet le da certeza a los resultados electorales”.

Hay urgencia de que el Instituto Nacional Electoral fortalezca la capacidad de los funcionarios y de toda la ciudadanía para que puedan exhibir y denunciar irregularidades electorales en tiempo real si queremos que la elección del 2018 sea ejemplar y no se repita la compra, la coacción de votantes en las casillas.

En ese sentido, la iniciativa #SinInternetHayFraude exige al Consejo General del Instituto Nacional Electoral y al Instituto Federal de las Telecomunicaciones tomar las medidas necesarias para garantizar que todas las casillas en la elección del 2018 tengan acceso a internet libre y que los funcionarios electorales tengan al menos un teléfono inteligente incluido en la paquetería electoral que les permita el envío de denuncias e irregularidades en tiempo real.

Considero que sin internet, las posibilidades de la compra-coacción del voto crecen exponencialmente, por lo que sería muy doloroso que el INE se negara a invertir los recursos necesarios que tiene para armar a los funcionarios de casilla con las herramientas para inhibir la operación de mapaches priistas, verdes y de todos los otros colores.

Es hora de poner fin a que la oscuridad que significa una casilla sin internet siga determinando, en gran medida, los resultados de elecciones tan importantes como la del Estado de México.

Más artículos

Sagarpa debe informar sobre la calidad del arroz
Colaboración integral para enfrentar la trata de personas
Pruebas de que sí me infectaron mi celular