Sábado 17 de marzo del 2018

COLUMNA DEL SENADO: Luisa María Calderón Hinojosa

*Urge cambiar esquema asistencialista en el campo

El país enfrenta la carencia de alimentos y los pequeños productores son los más pobres, con un campo paupérrimo que es el de la propiedad social que nunca ha sido sujeto de crédito ni tiene infraestructura y solo se les ve como gente que tiene que ser asistida a través de programas sociales, y ese esquema se debe cambiar.

El mensaje del derecho a la alimentación es que la gente asome sus narices al problema que implica la carencia de alimentos, porque los números nos dicen que los pequeños productores son los más pobres y luego migran a la ciudad y ahí no tienen el ranchito o parcela donde sembrar y por eso tenemos que hacer conciencia de que ese sector social tiene derecho a que los miremos.

El problema es que tenemos dos campos: un campo que fue de los propietarios que pudieron invertir, pedir préstamos, asociarse y convertirse en empresas. El propio Michoacán es el estado de mayor exportación; su Producto Interno Bruto agropecuario es el primero con un 7 por ciento como los mejores exportadores de aguacate, berrys, limón y de flores.

En contraste, se tiene un campo paupérrimo que es el de la propiedad social que nunca fue sujeto de crédito y nunca ha tenido infraestructura.

En mi calidad de presidenta de la Comisión de Reforma Agraria, empujé la aprobación de un dictamen para que los comisariados ejidales puedan ser sujetos de crédito y tengan acceso a los programas sociales.

Siendo la tierra propiedad social sin poderse usar como aval para obtener un crédito y viéndola solamente como gente que tiene que ser asistida, entonces, el campo no va a caminar.