Viernes 20 de abril del 2018

COLUMNA DEL SENADO: Jorge Luis Preciado Rodríguez

*Hacienda debe fiscalizar a los estados

En los últimos seis años para la deuda estatal global pasó de 209 mil millones a casi 500 mil millones; y la Secretaría de Hacienda no ha observado cuidadosamente cada solicitud que las entidades federativas hacen y les autoriza y les registra la deuda.

En el caso concreto de Colima, mi estado, el Gobierno estatal adquirió un crédito irregular en el mes de mayo del 2015 y se lo gastó el 2 de julio de 2015; le duró esos 638 millones les duró un mes, lo que duró la campaña electoral para gobernador.

La Secretaría de Hacienda, nosotros denunciamos ese crédito como crédito irregular porque fue utilizado para gasto corriente y no para inversión; la Secretaría de Hacienda declaró el crédito como irregular y no lo quiso registrar.

Hoy el actual gobernador le acaba de pedir al Congreso una reestructura de ese crédito ilegal y el Congreso se lo acaba de autorizar; y con esa reestructura van a convertir en legal un crédito que inicialmente fue ilegal.

Le pediríamos a la futura subsecretaria que revise el crédito del estado de Colima referente a los 800 millones que acaba de pedir el gobernador del estado, José Ignacio Peralta, y no se autorice porque es absolutamente ilegal, y lo curioso es que nuevamente lo vuelven a pedir a dos meses de la futura elección.

Lo segundo que nos preocupa, es que hace apenas cuatro días el gobernador del estado citó a los diputados locales para decirles, que en virtud de que le hizo una permuta a la Secretaría de la Defensa Nacional, el gobierno del estado le va a pagar 400 millones a la Sedena, que no tienen dinero pero que la Secretaría de Hacienda les va a prestar 280 millones al gobierno del estado de Colima para comprar estás 15 hectáreas de la Sedena.

Nuevamente un crédito irregular porque realmente el gobierno del estado no tiene absolutamente ninguna necesidad de comprarle terrenos a la Secretaría de la Defensa Nacional, porque el gobierno del estado le acaba de ceder 62 hectáreas a la Sedena, para que saquen la zona militar del centro de la ciudad.

Y lo más curioso, yo aquí traigo el contrato compraventa de 62 hectáreas que la dueña las compró en mayo; mayo, junio, julio y agosto, septiembre. El 18 de octubre terminó de comprar los cinco predios que integran las 62 hectáreas donde se va a instalar la Sedena.

Sólo 4 días después, el gobierno del estado notificó a la propietaria esas 62 hectáreas que tenía interés en comprárselas, el 22 de octubre, aquí está el contrato compraventa, nada más que la señora las compró en un millón 254 mil pesos, porque son terrenos ejidales, sin agua, sin electricidad.

Y el gobierno del estado le pagó 58 millones de pesos, es decir, estas 62 hectáreas en cinco meses lograron una plusvalía de 57 millones de pesos, así de grave está el estado de Colima, donde el gobierno del estado vuelve a saquear las finanzas haciendo una autocompra de un terreno que vale un millón por uno de 58 millones, el mismo terreno.

Y ahora le va a pedir a Hacienda 280 millones para comprarle los terrenos a la Sedena, porque ya la Sedena se va a cambiar a estas 62 hectáreas. Le pediríamos a la Secretaría de Hacienda que ponga especial cuidado en lo que está haciendo el gobierno del estado de Colima, porque no dudamos ni un poquito, que en el crédito que le va a dar Hacienda de esos 280 millones por 15 hectáreas que le va a comprar a Sedena, pues nuevamente se trate de un crédito irregular.