Jueves 09 de noviembre del 2017

COLUMNA DEL SENADO: Raúl Morón Orozco

*La Agenda 2030 no admite excepciones

Ante la turbulencia económica global y nacional, es necesario que los gobiernos de todos los niveles se involucren en la instrumentación de mecanismos para alcanzar los objetivos de la Agenda 2030.

Se necesitan leyes, políticas públicas y decisiones trascendentales para lograr los objetivos que marcan un desarrollo sustentable y equitativo; pero también espacios para apoyar la implementación, el seguimiento y los mecanismos de examen de la Agenda 2030.

Se requiere mucho trabajo de diagnóstico, análisis y propuestas en relación a como lograr los objetivos de esta Agenda, así como para avanzar en el fortalecimiento de las capacidades de nuestro sistema nacional de estadística y el desarrollo de ecosistemas de datos con un enfoque amplio del marco de indicadores mundiales.

En países como México no sólo se enfrentan problemas presupuestales, sino que los 17 objetivos de la Agenda se además enfrentan procesos sociales y económicos muy dinámicos que incluso exigen revisar constantemente las ideas de desarrollo y sustentabilidad para hacerlas siempre pertinentes y congruentes con los procesos históricos que se viven en cada región.

Debemos afinar los mecanismos para integrar a estos trabajos, de manera más directa, a los ciudadanos, a los organismos no gubernamentales y a los movimientos sociales; y que estos foros y el intercambio mismo de información, experiencias y propuestas, también nos indiquen la manera de atender las causas estructurales de la pobreza, el hambre, la desigualdad y la violencia, por ejemplo, para evitar que caigamos en esfuerzos que muy pronto se debiliten al no ir al fondo de estas causas.

No se puede dejar de buscar respuestas a la altura de estos tiempos, en los que el hambre, la pobreza y la violencia son factores que ponen al límite a las sociedades en sus capacidades democráticas y de supervivencia, pero que también obligan a la solidaridad y a la creatividad para juntos encontrar las respuestas.

Esta agenda es muy ambiciosa, extremadamente ambiciosa y sin lugar a dudas esta agenda encierra los programas que deberían llevar a cabo los gobiernos de todos los niveles, de todos los países, de todos los estados nuestro querido México y de todos los municipios.