Martes 13 de junio del 2017

Displasia Broncopulmonar

Chang, Y. et al. The Journal of Pediatrics (2014)

“Células Madre Mesenquimales para Displasia Broncopulmonar: Ensayo Clínico fase 1 con aumento de dosis”.

La Displasia Broncopulmonar (DBP) es una condición crónica que puede desarrollarse en bebés enfermos o que han nacido muy prematuros y que son sometidos a largos periodos de altos niveles de oxígeno o que requieren ventilación mecánica. En ensayos clínicos se ha observado que la administración de células mesenquimales puede mejorar las lesiones causadas por hiperoxigenación de los pulmones, incluidas fibrosis, procesos inflamatorios y apoptosis.

Este ensayo clínico fase 1 realizado en el Centro Médico Samsung fue realizado con el fin de conocer la seguridad de administrar Células Madre Mesenquimales (CMM) de la Sangre del Cordón Umbilical intratraquealmente en bebés muy prematuros con alto riesgo de desarrollar DBP.

Se trataron a 9 bebés que fueron divididos en dos grupos, Dosis Baja (n=3) y Dosis Alta (n=6). Los bebés tenían una edad gestacional promedio de 25.3 semanas, con un peso de 793g y contaban en promedio con 10.4 días de nacido.

Los primeros tres bebés fueron asignados al grupo de Dosis Baja y recibieron (1×107 células/kg) en los cuales no se observó toxicidad limitante de dosis, por lo que los siguientes 6 se asignaron al grupo de Dosis Alta (2×107 células/kg).

No se observaron efectos adversos inmediatos a la administración de las células y fue bien tolerado. Los 9 pacientes fueron dados de alta vivos a los 84 días del tratamiento. Además, la vía de administración no requirió ningún procedimiento adicional ya que se utilizó la vía endotraqueal.

Solamente 3 pacientes desarrollaron DBP moderada, comparado con el grupo histórico de control los pacientes que recibieron el tratamiento tuvieron significativamente menor gravedad de DBP.

Los índices respiratorios postransplante, duración de la intubación, duración de la presión positiva continua y las tazas de uso de esteroides postnatales fueron menores en los bebés que recibieron el tratamiento contra el control histórico (no significativo).

Las citoquinas proinflamatorias juegan un papel importante en el desarrollo de la DBP y las CMM son conocidas por sus efectos paracrinos para mediar respuestas antiinflamatorias, antioxidativas y fibrosis.

Al día 7 la cantidad de citosinas proinflamatorias disminuyó, sin embargo, resulta importante tener un grupo de control para conocer si es un efecto natural o fue causado por la administración de CMM. Actualmente se desarrolla un ensayo clínico fase 1/2 aprobado por la FDA en el que se busca comprobar la seguridad y efectividad del tratamiento.

Más artículos

Indicaciones para trasplantes de células madre hematopoyéticas: autólogos y alogénicos
Expansión celular de la Sangre del Cordón Umbilical
Enfermedades hematológicas