Viernes 2 de junio del 2017

Constituye la diabetes un gran desafío de salud pública en México

Por Guillermo Pimentel Balderas

¡Se me acabo la vida! Dijo muy afligida una mujer de 40 años, al diagnosticársele que tenía diabetes. ¡Qué voy a hacer ahora; mi esposo, mis hijos, mis nietos! No lo podía creer, pero la diabetes la alcanzó.

A cuantas personas, incluyendo familiares, hemos oído decir lo anterior; sin embargo, afortunadamente, hoy, ya en este Siglo XXI, la medicina ha tenido pasos agigantados en lo que se refiere a tratamientos de enfermedades muy complicadas, como lo es la diabetes.

Con un estilo de vida y tratamientos innovadores indispensables, la salud de millones de mexicanos con esta enfermedad, cuyas complicaciones constituyen uno de los mayores desafíos de salud pública en México, tiene ya respuestas.

En conferencia de prensa, los representantes de Janssen, compañía farmacéutica de Johnson & Johnson, y la Federación Mexicana de Diabetes, A.C., informaron sobre los alcances del taller “Por un mejor estilo de vida”, que se llevo a cabo en un céntrico hotel capitalino.

El taller abordó la importancia del estilo de vida y la innovación en los tratamientos para el control de la diabetes, por ejemplo, Michelle Trespach, director médico de Janssen México, destacó la importante labor de los medios de comunicación para ayudar en la detección temprana, el tratamiento oportuno y la prevención de complicaciones relacionadas con la diabetes.

Dijo que de acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de medio camino 2016, 13 millones de mexicanos viven con diabetes tipo 2, de los cuales, 6.4 millones han sido diagnosticados y sólo 25% de esta población diagnosticada se encuentra bajo un control adecuado.

Además, agregó, en 2015 se registraron casi 100,000 muertes prematuras debido a un mal control de la diabetes.

Por su parte Gisela Ayala, directora ejecutiva de la Federación Mexicana de Diabetes, A.C., indicó que además del reto de disminuir su incidencia, existe el desafío de educar a los que ya viven con diabetes y para lograr que tomen decisiones informadas y evitar el desarrollo de complicaciones por falta de control.

“La educación en diabetes es el tratamiento, ya que incluye un grupo de 7 acciones en favor del paciente como son: comer saludablemente, mantenerse activo, medir los niveles de glucosa, seguir el tratamiento médico, aprender a enfrentar retos cotidianos, reducir riesgos y tomar una actitud positiva, además del tratamiento farmacológico y la atención integral de parte de un grupo de distintos especialistas que lo acompañan en su control”, explicó.

Sobre la importancia que tiene la nutrición y el ejercicio en la diabetes, la experta Karen Czacki, nutrióloga clínica, recalcó que, aunque hoy en día existen medicamentos innovadores en el mercado el estilo de vida, es crucial para prevenir complicaciones y mejorar la calidad de vida.

“Debe tenerse un plan integral de ejercicio, alimentación, apegarse al tratamiento, incluso para muchas personas con diabetes tipo 2, la clave es la pérdida de peso para reducir los niveles de glucosa, colesterol y presión arterial”, comentó.

A su vez, Valentín Sánchez, endocrinólogo del Hospital General de México, habló de la importancia que tiene el perfil de cada paciente en la selección del tratamiento y de las terapias más innovadoras para el control de la diabetes tipo 2, como los inhibidores de SGLT2 (iSGLT2), que se administran vía oral, ofreciendo un mayor apego al tratamiento.

También, destacó que a diferencia de los fármacos antidiabéticos tradicionales, los iSGLT2 no dependen de la acción de la insulina ni de la capacidad del cuerpo para producirla sino de limitar la reabsorción de glucosa al cuerpo.

“El transportador de sodio y glucosa 2 (SGLT2) es responsable de la reabsorción de glucosa y al inhibir su acción se reabsorbe menos glucosa y aumenta la excreción urinaria de la misma, logrando así un mejor control glucémico”, subrayó.

Más artículos

En México aumenta la incidencia de esclerosis múltiple
La prevalencia de hipotiroidismo es de 10 mujeres por cada hombre que lo padece
El 70 por ciento de los casos de enfermedad púrpura es curable