Miércoles 10 de mayo del 2017

Alertan de peligros a la salud por consumo de gluten

Tras destacar el daño que ocasiona en algunas personas el consumo de gluten en los alimentos, la senadora María Elena Barrera Tapia dijo que es importante que la Secretaría de Salud haga cumplir las normas oficiales mexicanas en cuanto al etiquetado de productos que contienen esta proteína.

Comentó que el gluten es un conjunto de proteínas de pequeño tamaño, contenidas exclusivamente en la harina de los cereales de secano, fundamentalmente el trigo, pero también la cebada, el centeno y la avena, se encuentra en la semilla de muchos cereales combinados con almidón.

Esta proteína es la responsable de la elasticidad de la masa de harina, y la fermentación que da volumen al pan. Explicó que el gluten es diferente de la proteína que contienen otros granos como el arroz y la carne, pero puede estar en lugares inesperados como en ciertas marcas de chocolate, embutidos, salsa de soya y vitaminas. Para algunas personas es difícil digerirlo completamente y provoca algunos malestares y/o enfermedades.

Se manifiesta en diferentes síntomas y signos, según la edad, en los niños suele presentarse como diarrea crónica, vómitos reiterados, marcada distensión abdominal, falta de masa muscular, pérdida de peso, retraso del crecimiento, escasa estatura, cabello y piel secos, descalcificación, inapetencia, mal carácter o irritabilidad, alteraciones en el esmalte dental, dislexia, autismo hiperactividad.

En los adolescentes se tiene dolor abdominal, falta de ánimo, rechazo a la actividad deportiva, retraso en el ciclo menstrual y frecuentemente baja talla comparativa con los hermanos o llamativamente menor en función de lo esperado por la altura de sus padres, retraso puberal, estreñimiento, queilitis angular, aftas recurrentes, anemia ferropénica, cefaleas.

En los adultos se presentan síntomas de osteoporosis, fracturas, artritis, diarreas, estreñimiento, desnutrición, abortos espontáneos, hijos recién nacidos con bajo peso, impotencia, infertilidad, pérdida de peso, anemia ferropénica, caída del cabello, colonirritable, menopausia precoz, astenia, depresión, epilepsia, neuropatías periféricas, cáncer digestivo.

Sin embargo, muchos casos son relacionados con desórdenes gastrointestinales, manifestaciones sistémicas, o enfermedades de tipo inflamatoria o autoinmunes.

Esta condición de no poder consumir gluten se le llama enfermedad celiaca, la cual puede afectar hasta el 4.3 por ciento de la población en México.

Por ello, la legisladora mexiquense celebró que el Senado de la República aprobará un dictamen mediante el cual se exhorta respetuosamente a la Secretaría de Salud, para que a través de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, se haga cumplir con lo establecido en la NOM-051-SCFI/SSAI-2010 y sus modificaciones publicadas en el Diario Oficial de la Federación el 14 de agosto de 2014, en materia de etiquetado para alimentos y bebidas no alcohólicas preenvasadas que contengan gluten.

Para que un alimento lleve la etiqueta “libre de gluten” debe ser naturalmente sin gluten, y cuando los granos tengan gluten deben refinarse para que el producto final no contenga más de 20 partes por millón de gluten.

Más artículos

Alertan al sector Salud de posible epidemia de influenza en el país
Alertan de riesgo por consumo inmoderado de medicamentos antiinflamatorios