Jueves 22 de marzo del 2018

Peligroso desequilibrio energético entre las calorías consumidas y las gastadas

Al inaugurar el foro “Tecnología de Alimentos: Un aliado en la salud y alimentación de la población”, la secretaria de la Comisión de Salud, diputada Teresa de Jesús Lizárraga Figueroa, señaló que el sobrepeso, la obesidad y la diabetes son de los principales padecimientos en México, y una de sus causas es el desequilibrio energético entre las calorías consumidas y las gastadas.

Señaló que la tecnología en alimentos ofrece a la población productos que ayudan a controlar la ingesta de calorías; sin embargo, en ocasiones la gente se muestra incrédula o insegura respecto a la inocuidad de su consumo.

Esta situación es preocupante debido a que se dejan de aprovechar productos científicamente desarrollados para mejorar la calidad de vida y hábitos alimentarios a pesar de estar aprobados y certificados por la autoridad competente en la materia.

Lizárraga Figueroa subrayó que en el caso de la desnutrición, la tecnología en alimentos se ha posicionado como un aliado del gobierno federal por medio de la fortificación de productos. Actualmente, casi la totalidad de las harinas de trigo mexicanas están fortificadas, lo que contribuye al combate de la desnutrición y la anemia de nuestro país.

Explicó que el objetivo del foro es exponer los avances de la tecnología en alimentos, haciendo énfasis en los procesos de seguridad al que son sometidos los productos previo a su aprobación para consumo y ejemplificación de la manera en que pueden ser aprovechados para beneficiar a la población.

Se busca, dijo, utilizar la información científica para atacar uno de los principales retos en materia de salud que enfrenta el país: la doble carga de malnutrición (desnutrición, sobrepeso y obesidad).