Lunes 17 de julio del 2017

Pretenden legislar para combatir a médicos y hospitales chafas en todo el país

El diputado federal Jericó Abramo Masso presentó ante la Comisión Permanente iniciativa que añade un párrafo al artículo 421 de la Ley General de Salud, para sancionar con multa desde 25 mil hasta 34 mil veces la unidad de medida y actualización, a entidades públicas o privadas que den servicios de salud con médicos no certificados.

El documento, turnado a la Comisión de Salud, precisa que se sancionará a centros que presten servicios de salud y realicen procedimientos quirúrgicos de especialidad, con médicos que carezcan de certificación establecida por los artículos 81 y 272 Bis, es decir, por el Comité Normativo Nacional de Consejos de Especialidades Médicas, constituido por la Academia Nacional de Medicina de México, la Academia Mexicana de Cirugía y los Consejos de Especialidad.

Al exponer los motivos, el diputado priista indicó que en 2015 se registraron graves problemas de mortalidad por obesidad; al año fallecen por enfermedades del corazón 113 mil 240 mexicanos, de los cuales 50 por ciento padecen obesidad, y más de 170 mil personas mueren por comorbilidad, es decir, por la coexistencia de dos o más enfermedades en el individuo relacionadas con la obesidad.

Ante ello, los mexicanos han buscado diversas formas para reducir los índices de obesidad y sobrepeso, entre las que destacan cirugías bariátricas, afirmó el legislador y agregó que en la actualidad, existen únicamente 88 cirujanos con certificación vigente reconocidos por el Colegio Mexicano de Cirugía para la Obesidad y Enfermedades Metabólicas, válida únicamente por 5 años.

Hay también quienes indebidamente llevan a cabo procedimientos quirúrgicos sin tener la especialidad debida, que ha generado mortandad en pacientes, sin que los médicos reciban sanción alguna.

La Organización Mundial de Gastroenterología exige una atención médica y quirúrgica brindada por un equipo multidisciplinario con experiencia en cirugía bariátrica y en atención perioperatoria para tratar a personas que sufren de este problema y son candidatos a cirugía.

Por ello, el ejercicio o patente de la profesión o especialidad en diversos casos exige la certificación del médico tratante, y es importante que personas que acuden a tratarse cualquier tipo de afectación en la salud sean supervisadas por profesionistas expertos y calificados en la materia.

Abramo Masso consideró importante que médicos que tratan a pacientes con obesidad y sobrepeso, cuenten con un certificado que garantice el tratamiento que deben llevar las personas con sobrepeso y obesidad, además de tener la preparación para realizar cirugías bariátricas.

Para terminar con esta problemática, es necesario que únicamente quienes estén certificados lleven a cabo procedimientos quirúrgicos de especialidad, sancionando con inhabilitación y multa a quienes cometan esta infracción, así como a establecimientos que lo permiten, ya que también son responsables solidarios con el médico al no exigirle la exhibición de la certificación oficial.

Más artículos

Perredistas exigen investigar a diputado federal del PRD por corrupto
Los dobles remolques provocan millonarias pérdidas al Gobierno por daños en carreteras
La protección comercial al calzado, vestido y acero mexicanos perjudica a consumidores