Viernes 11 de agosto del 2017

Preocupa en el Congreso el constante incremento de la inflación en México

La coordinadora del Grupo Parlamentario del PRD en el Senado, Dolores Padierna Luna, externó su preocupación por el incremento en la inflación que, al mes de julio de 2017, registró un incremento mensual de 0.38 por ciento, con ello se alcanzó un incremento anual de 6.44 por ciento.

“Para el consumidor, la inflación representa la llegada de meses difíciles, sobre todo por el regreso a las escuelas, por lo que sin duda es un golpe duro para el bolsillo de los mexicanos”, agregó.

Padierna Luna advirtió que es de preocuparse que el Índice de Precios superara las expectativas en función de un mayor incremento a lo esperado en productos como las frutas y verduras, mismas que han mantenido su tendencia alcista.

A consideración de la coordinadora parlamentaria, la Secretaría de Hacienda debe reaccionar, “ya es tiempo de que hagan su trabajo las instituciones y funcionarios encargados por mantener una mejor economía para los mexicanos. Basta de sacrificar la economía del pueblo”.

Padierna Luna recordó que, de acuerdo con el INEGI, los productos que registraron una mayor variación al alza fueron el jitomate (21.80%), el tomate verde (18.68%), la papa y otros tubérculos (15.98%), los servicios turísticos en paquete (9.71%) y los plátanos (8.88 por ciento).

Con ello, dijo la legisladora, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) siguió al alza y se ubicó en 6.44% anual, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). De esta manera, la cifra registrada en julio supone el nivel más alto desde diciembre del 2008, cuando, con la crisis financiera, el país encontró una inflación en 6.53 por ciento.

Recordó que en la primera quincena de julio, la inflación, medida a través del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), alcanzó 6.28%, poco menos del 6.30% que alcanzó en la segunda quincena de julio. Estos niveles sólo fueron superados en los peores momentos de la crisis financiera de 2008-2009, que alcanzó su nivel máximo en diciembre de 2008 con 6.53%. A partir de mayo de 2009, la inflación empezó a disminuir hasta alcanzar un mínimo de 2.1% en diciembre de 2015, ubicándose dentro del rango establecido por el Banco de México de entre 2 y 4%.

“A partir de julio de 2016, la inflación empezó a acelerarse llegando a 3.36% en diciembre, aún dentro del rango de Banco de México. En enero de 2017 se sobrepasó el rango al alcanzar 4.71% y ha continuado aumentando hasta la primera quincena de julio, en que se alcanzó el 6.28%”, subrayó.

Padierna Luna insistió en que una de las causas del importante aumento en la inflación ha sido el gasolinazo decretado por el Gobierno Federal con miras a la privatización del mercado de las gasolinas y el diésel, lo que ya se ha trasladado a los precios de otros bienes y servicios como el transporte.

“Sin embargo, no ha sido el único causante del desbordamiento de la inflación, ya que la inflación subyacente, que mide la tendencia de los precios, sin incluir los de bienes de alta volatilidad, como los agropecuarios, ni los determinados por el Gobierno, se fue acelerando desde enero de 2016, y se ha seguido acelerando hasta la primera quincena de julio, cuando alcanzó el 4.92%”, sentenció.

Refirió que la inflación no subyacente ha mantenido un crecimiento desmedido superando el 10% desde la segunda quincena de abril. A ella han influido tanto los precios de los energéticos que determina el gobierno como el aumento de los precios de los productos agroalimentarios, que se han acelerado a partir de la segunda quincena de abril y también superando el 10% en la primera quincena de julio.

Más artículos

Perredistas exigen investigar a diputado federal del PRD por corrupto
Los dobles remolques provocan millonarias pérdidas al Gobierno por daños en carreteras
La protección comercial al calzado, vestido y acero mexicanos perjudica a consumidores