Lunes 11 de septiembre del 2017

Piden productores mexicanos a Senado "Plan Maíz para México" y rechazar el transgénico

Por Guillermo Pimentel Balderas

México no necesita el maíz transgénico para competir por precio y volumen ya que aquí tenemos algo mejor y ello es su calidad de grado alimenticio que no propicia diabetes ni obesidad, ni descalsificación, ni desminealización.

Vamos, con el apoyo del Senado, por un "Plan Maíz para México", en el que concurran productores, universidades, la industria, las dependencias federales, consumidores y organismos internacionales.

Todo ello, debe incluir a las nuevas generaciones de universitarios y de campesinos, reforzar nuestras instituciones educativas como la UNAM, UACh, IPN, Inifap, Colpos, DGTA, Institutos estatales, entre otros para seguir desarrollando la tecnología de semillas propias con pequeñas empresas locales o regionales que reciban el apoyo oficial, activen la economía y el empleo mejor remunerado.

“Tenemos que dejar atrás la vergüenza de ser deficitario en la producción de maíz, abatir la tragedia nacional con la existencia de millones de diabéticos y desnutridos, así como proteger los maíces nativos del país”, expuso a nombre del Comité Ejecutivo Nacional del Sistema Producto Maíz, Vicente Álvarez Delgado.

El dirigente campesino propuso al Senado de la República definir y ejecutar este Plan para lograr la soberanía alimentaria, que es urgente pero no a costa de perder la base genética del maíz y sí por defender más de 330 generaciones de antepasados que aplicaron con rigor científico y sin fines de lucro la siembra de este grano.

En entrevista, destacó que muchos programas, muchas dependencias y muchos recursos no han sido suficientes ni eficientes, para hacer realidad el derecho constitucional a la buena alimentación de los mexicanos.

Es lamentable, aseguró, que México sea el quinto productor de maíz con el 3 por ciento de la producción mundial y, en cambio, ocupe el segundo lugar como país importador con el 9 por ciento del volumen comercializado.

En ese sentido, dijo, cosechamos 24 millones de toneladas en 7.1 millones de hectáreas, lo que nos da un promedio de 3.4 millones de toneladas por hectárea, aunque está el caso destacado de Sinaloa que produce 6 millones de toneladas con un promedio de 11.2 toneladas por hectárea o Hidalgo y estado de México donde ya se producen 8 millones por hectárea.

Vicente Álvarez, señaló también que por ello se debe invertir en infraestructura productiva, en el mejoramiento parcelario, sistemas de riego en todo lugar posible, equipamiento moderno, centros de acopio, entre otros.

En asistencia técnica, dijo, se debe aplicar un esquema que comprometa a las universidades e instituciones de investigación así como aplicar, simultáneamente en sitios y condiciones de la producción comercial, todo lo que desarrollan en laboratorios y campos experimentales.

"La asesoría y la capacitación no deben estar sujetos a otros intereses más que al trabajo profesional y al estímulo por resultados, con compromiso de largo plazo", consideró.

Esto implica planeación y ejecución por consenso de los diferentes actores, evaluación por ciclo y presupuestos multianuales, pero a la vez con reglas flexibles por estado o región, siguiendo la lógica de la naturaleza.

Lo anterior demuestra que México no necesita el maíz transgénico para competir por precio y volumen ya que aquí tenemos algo mejor y ello es su calidad de grado alimenticio que no propicia diabetes ni obesidad, ni descalsificación, ni desminealización.

Así que, para Vicente Álvarez Delgado, Presidente del Comité Ejecutivo Nacional del Sistema Producto Maíz, la soberanía alimentaria es urgente pero no a costa de perder la base genética del maíz y sí por defender más de 330 generaciones de antepasados que aplicaron con rigor científico y sin fines de lucro la siembra de este grano.

Finalmente destacó la tendencia mundial por el consumo de alimentos sanos donde México y su producción de maíz tienen una gran oportunidad de ser catalogados como “alimentos diferenciados” que dará un valor agregado al producto por la percepción y decisión de los consumidores.

Más artículos

Perredistas exigen investigar a diputado federal del PRD por corrupto
Los dobles remolques provocan millonarias pérdidas al Gobierno por daños en carreteras
La protección comercial al calzado, vestido y acero mexicanos perjudica a consumidores