Miércoles 16 de agosto del 2017

Piden hasta seis años de cárcel a quien usurpe frecuencias radiales

Con el propósito de inhibir la usurpación de frecuencias radiales o su uso sin autorización o concesión formal alguna, el diputado Benjamín Medrano Quezada, secretario de la Comisión de Radio y Televisión, presentó una iniciativa para castigar con penas de hasta 6 años de cárcel y 300 días de multa a quien cometa este delito.

La propuesta que añade un Capítulo I Ter al Título Quinto Libro Segundo del Código Penal Federal, establece en su artículo 172 ter que al que use, aproveche o explote bandas de frecuencia del espectro radioeléctrico o recursos orbitales sin contar con autorización o concesión, se le impondrá prisión de dos a seis años y de cien a trescientos días multa, así como decomiso de los instrumentos, objetos o producto del delito, cualquiera que sea su naturaleza.

Precisa, en una modificación al artículo 304 de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, que aquellas personas sancionadas por prestar servicios de telecomunicaciones o de radiodifusión sin contar con concesión o autorización, tendrán una inhabilitación de hasta cinco años para obtener una concesión en el rubro.

La iniciativa, turnada a la Comisión de Comunicaciones y Transportes, explica que aún existen claroscuros en la aplicación de la reforma en materia de telecomunicaciones, y esto se demuestra con la existencia de la radio pirata, es decir, radiodifusoras que prestan servicios sin contar con la concesión que marca la ley.

“Significa no sólo una competencia desleal, sino una apropiación ilícita del espectro radioeléctrico que es propiedad de la Nación en términos de lo previsto por el artículo 27 de la Constitución de la República”, argumenta el texto.

Señala que de acuerdo con versiones periodísticas, entre 2013 y 2015, el Instituto Federal de Telecomunicaciones detectó 235 estaciones pirata de radio y televisión que tendrían que haber pagado alrededor de 11 millones 801 mil 507 pesos por derechos anuales y el otorgamiento de concesión.

Menciona Medrano Quezada que según cifras del referido órgano regulador, 2015 fue el año en que más estaciones sin autorización para operar se detectaron a lo largo del país, con un total de 155 de radio y televisión.

“Entidades como Chiapas y Oaxaca son donde más estaciones sin concesión se hallaron, aunque también se presentaron casos en el Estado de México, Puebla, Morelos y la Ciudad de México. En su mayoría, dichas estaciones de radio tienen un uso de tipo religioso y esotérico, e incluso algunas han sido relacionadas con el crimen organizado”, destaca la iniciativa.

Por lo anterior, existe molestia entre cocesionarios agrupados en la Cámara Nacional de la Industria de la Radio y Televisión, toda vez que acceder a una concesión no es un tema sencillo. Requiere acreditar solvencia económica suficiente para sostener un proyecto de esa naturaleza, pero también de capacidad técnica para mantenerlo y de creatividad, para entregar al público contenidos atractivos e innovadores.

Más artículos

Perredistas exigen investigar a diputado federal del PRD por corrupto
Los dobles remolques provocan millonarias pérdidas al Gobierno por daños en carreteras
La protección comercial al calzado, vestido y acero mexicanos perjudica a consumidores