Jueves 29 de junio del 2017

Ocupado en apoyo a la comunidad homosexual, Mancera desprecia a trabajadores que ganan laudos

Mientras el grupo de homosexuales agrupados en diversas organizaciones recibe todo el apoyo del gobierno de la Ciudad de México que preside actualmente Miguel Ángel Mancera Espinosa, un grupo de trabajadores despedidos injustificadamente por la poderosa empresa constructora de origen español, OHL, recibió tremendo portazo al acudir a solicitar ayuda al mandatario capitalino.

“Tenemos ocho años luchando en la Junta Especial Seis de la Local de Conciliación y Arbitraje de la Ciudad de México para que nos paguen el laudo que ya asciende a poco más de cinco millones de pesos”, dijo con marcada tristeza y preocupación Miguel Ángel Ortega González, quien encabeza la demanda laboral presentada en el 2009.

Añadió que los cinco trabajadores que se encuentran en esa situación son personas de la tercera edad de oficio soldadores y cuando fueron despedidos no solo recibieron trato discriminatorio por parte de los directivos de esa empresa española, sino que además les robaron la herramienta y equipo de soldar que llevaron para trabajar en la construcción del corredor mexiquense, obra que ya está terminada y que administra la propia empresa.

El trabajador, entrevistado en las afueras del edificio donde despacha Miguel Ángel Mancera, dijo que han sido ocho años de peregrinar en la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, donde las autoridades laborales les dieron la razón por las pruebas que ofrecieron en el juicio, pero los abogados de la poderosa empresa se han negado a cumplir las leyes mexicanas en materia laboral y lejos de eso han llegado a expresar que tienen el respaldo del presidente Enrique Peña Nieto, “así que háganle como quieran”.

Ortega González explicó al reportero de Grilla en el Poder que por ello acudieron a solicitar el auxilio social de Miguel Ángel Mancera, pues en la propia Junta Local de Conciliación y Arbitraje les aconsejaron que pidieran informes de las concesiones que el gobierno de la Ciudad de México le ha concedido a OHL, para que por ahí se logre trabajar el embargo que ordenó la autoridad laboral.

“Vayan a la Procuraduría de la Defensa del Trabajo, ahí los van a atender, aquí no podemos hacer nada, nos mandó decir Mancera, cuando en repetidos escritos le dimos a conocer la forma en que nos cierran las puertas cuando se dan cuenta que se trata de la poderosa OHL”.

Palabras textuales del trabajador que en ese momento se percató que en los próximos minutos, -del viernes pasado a las dos de la tarde- cerrarían el Zócalo de la Ciudad de México para permitir la ruidosa manifestación de los grupos homosexuales, con quienes ese mismo día apareció Miguel Ángel Mancera en fotografía difundida por el periódico El Universal apoyándolos en su causa social.

Más artículos

Solicita el Congreso informe sobre investigaciones relacionadas con OHL y Odebrecht
Ordena el TEPJF al PT garantizar la paridad de género en órganos directivos
Me voy a Colombia, les encargo el país, manda decir Peña Nieto al Senado