Viernes 12 de mayo del 2017

Informe sobre destino de recursos que trabajadores del IMSS aportan al rubro de cesantía y vejez

El senador Benjamín Robles Montoya exhortó a la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) y al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) a presentar un informe detallado sobre el destino que las Afores dan a los recursos acumulados en las subcuentas de cesantía y vejez de los trabajadores del Seguro Social.

En conferencia de prensa, el legislador expuso que los trabajadores del Seguro Social están incorporados al Régimen de Jubilaciones y Pensiones (RJP) que deriva del contrato colectivo de trabajo celebrado entre el propio Seguro Social y el Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social (SNTSS).

Pero, con las reformas a la Ley del Seguro Social de agosto de 2004 y la celebración en 2005 del Convenio Adicional para las Pensiones y Jubilaciones de los Trabajadores de Nuevo Ingreso, suscrito por entre el IMSS y el SNTSS, se estableció que los trabajadores que ingresaran a partir de la entrada en vigor de dicho convenio, ya no estarían sujetos a este RJP, sino que se les abrirían cuentas de Afores a la cual se destinarían sus aportaciones.

“Fue así como los más de 410 mil 000 trabajadores que laboraban en el Seguro Social desde antes del convenio adicional, quedaron sujetos a dos regímenes y por lo tanto realizan dos aportaciones para su retiro: una al Régimen de Jubilaciones y Pensiones –lo que ellos llaman el concepto 152- que deriva de la Ley del Seguro Social y del contrato colectivo de trabajo; y otra a sus cuentas individuales de Afore -lo que ellos llaman el concepto 107-, que deriva del Convenio Adicional”, dijo.

Robles Montoya señaló que las cuentas de Afores se integran por cuatro rubros o subcuentas: ahorro para el retiro, ahorro para la vivienda, ahorro voluntario y cesantía y vejez como cuarto rubro.

Sin embargo, añadió, cuando un trabajador del Seguro se retira y solicita a la Afore la entrega del dinero aportado a su cuenta individual, ésta le hace entrega en todos los rubros, salvo el de cesantía y vejez, que es el más cuantioso de sus ahorros.

“Las Afores se niegan a entregar estos recursos de la subcuenta cesantía y vejez, aduciendo, asumiéndose, recargándose en una jurisprudencia de la Sala Suprema de la Corte de Justicia de la Nación que establece que estos recursos conforme al Régimen de Jubilaciones y Pensiones no tienen el derecho a la devolución de los relativos al rubro de la cesantía, de edad avanzada y vejez acumulados en cuenta individual”, expresó.

Advirtió que con base en un criterio jurisprudencial el dinero acumulado en la subcuenta de cesantía y vejez de la Afore no se le devuelve al trabajador, en virtud de que se destina al RJP para el pago de la pensión a que tienen derecho en su calidad de pensionados o asegurados.

“El problema es que a pesar de que la jurisprudencia citada les reconoce una doble calidad, tanto de pensionados (como cualquier derechohabiente o asegurado), también como de jubilados (trabajadores del Seguro en retiro), dichos trabajadores no reciben una pensión como derechohabientes, sino únicamente su jubilación como ex trabajadores del Instituto”, comentó.

En ese sentido, a través de un punto de acuerdo, Benjamín Robles exhortó al presidente de la Consar a que informe detallado sobre el destino que las Afores dan a los recursos acumulados en las cuentas de cesantía y de vejez de los trabajadores del Seguro Social, “lo que significa que vamos a ver si la Consar asume la responsabilidad en la desviación de estos recursos o se lava las manos y le avienta la bolita al Seguro Social”.

Además, conminó al director del IMSS a presentar un informe detallado para que señale si los trabajadores del Seguro Social reciben tanto pensión como jubilación en virtud de su doble carácter de asegurados y trabajadores del instituto.

Más artículos

Acusan que Montiel, Peña y Eruviel dejan al Edomex peor que cuando llegaron
Demandan que SEDENA y PGR aclaren de inmediato lo ocurrido en Palmarito
Confirman sanción al PRI por afiliar a una ciudadana sin su consentimiento