Jueves 14 de septiembre del 2017

Esclavitud laboral de médicos agudiza crisis en el sistema de salud pública con peligroso aumento de decesos

El diputado federal Germán Ralis presentó una iniciativa que propone fortalecer la protección de los médicos residentes en México, con una modificación a la Ley General del Trabajo que permita anular, entre otras incongruencias, las “guardias de castigo” que repercute en la salud física y mental de los jóvenes residentes.

El legislador considera urgente lograr el apoyo de todos el Congreso, crece la oleada de médicos residentes que han salido a las calles para levantar la voz exigiendo un mejor trato laboral, pues “la sobrecarga de trabajo y los malos tratos que sufren nuestros médicos provocan en ellos una carga emocional negativa, agotamiento, apatía, males físicos como psicológicos, falta de empatía hacia sus pacientes, deseos de abandonar la residencia, así como errores en su actuar, los cuales tienen una repercusión directa hacia la calidad de vida de la persona que atienden”.

En el país ya se han registrado casos de médicos residentes que sufren maltrato público de sus superiores, e incluso casos de médicos residentes que mueren, gracias al estrés provocado por los mismos.

Dijo que de acuerdo con un estudio en el que se incluyeron residentes de especialidades médicas quirúrgicas adscritos al Hospital General Regional núm. 46 del Instituto Mexicano del Seguro Social en Guadalajara, Jalisco, y tomando como referencia el Questionnaire for Fifth European Survey on Working conditions (2010), se obtuvo como resultado de las 128 encuestas a 140 residentes, que durante las guardias, el 57% de los residentes indicaron que no duermen durante ellas, 22% duerme alrededor de dos horas, 18% de una a tres horas y solo el 3% de ellos puede dormir alrededor de cuatro horas.

Más artículos

Perredistas exigen investigar a diputado federal del PRD por corrupto
Los dobles remolques provocan millonarias pérdidas al Gobierno por daños en carreteras
La protección comercial al calzado, vestido y acero mexicanos perjudica a consumidores