Viernes 11 de agosto del 2017

El ambiente hostil contra homosexuales obliga a muchos de ellos a emigrar de México

La discriminación por motivos de orientación sexual es una de las razones por las que algunas personas deciden migrar; sin embargo, en ese tránsito continúan siendo víctimas de exclusión y violencia.

En México, en los últimos tres años, fueron asesinados 202 integrantes de la comunidad Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Transgénero, Travesti e Intersexual (LGBTTTI), presuntamente por esta situación.

Lo anterior representa un ambiente hostil para quienes de por sí ya son vulnerables por su condición de migrantes, por lo que es indispensable implementar políticas públicas que salvaguarden sus derechos, manifestó el secretario de la Comisión de Gobernación, Clemente Castañeda Hoeflich (MC).

El diputado federal por Jalisco impulsa una iniciativa que reforma diversas disposiciones de la Ley de Migración para que sea un principio de la política migratoria del Estado mexicano, respetar los derechos humanos de migrantes nacionales y extranjeros independientemente de su orientación sexual, condición social, cultural o económica, además de las ya establecidas en la norma.

La propuesta, que analiza la Comisión de Asuntos Migratorios señala que se deberá promover el diálogo y acciones que fortalezcan el reconocimiento de los derechos de los migrantes y, en caso de no tener atención médica urgente, será causa de responsabilidad administrativa o penal.

Estos migrantes, aseguró Castañeda Hoeflich, huyen de la violencia y las precariedades de sus países de origen, pero no pueden conseguir un empleo formal por su estatus migratorio y son discriminados por su orientación sexual.

Refiere que la Universidad Iberoamericana, en su informe “La interpretación y aplicación del derecho internacional y nacional de los refugiados en México”, estimó que los principales motivos por los que hombres, mujeres, niños y personas LGBTTTI huyen de Centroamérica, obedece al riesgo de sufrir un atentado a su vida, libertad o seguridad.

De acuerdo con la Encuesta Nacional sobre Discriminación en México, 70 por ciento de la población considera que no se respetan los derechos de los homosexuales, mientras que 4 de cada 10 se oponen a convivir con personas gay en sus hogares.

El diputado Castañeda Hoeflich destacó que desde la implantación del Plan Frontera Sur, se multiplicaron retenes y controles migratorios, que obligan a migrantes elegir rutas más peligrosas. Una encuesta realizada por Médicos Sin Fronteras, revela que en 2015 dos de cada tres migrantes y refugiados reportaron haber sido objeto de alguna forma de violencia.

A partir de ese año, los migrantes pueden solicitar su registro temporal al Seguro Popular mexicano, pero falta acceso a la salud para esta población, ya que muchas veces el personal sanitario desconoce la obligación de otorgar este servicio o por miedo de los migrantes a ser deportados o denunciados.

Más artículos

Perredistas exigen investigar a diputado federal del PRD por corrupto
Los dobles remolques provocan millonarias pérdidas al Gobierno por daños en carreteras
La protección comercial al calzado, vestido y acero mexicanos perjudica a consumidores