Jueves 10 de agosto del 2017

Contrasta informe de IMSS con inconformidades de derechohabientes

El Director General del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Mikel Arriola Peñalosa, asegura que se logró una calificación histórica en la satisfacción de sus servicios, lo que contrasta con el sentir de muchos derechohabientes.

Una breve encuesta de colaboradores de esta Grilla en el Poder, revela que hay inconformidades que no se registran porque los afectados ignoran cómo quejarse, pero que son testigos de que el IMSS tiene un servicio burocrático, prepotente y deficiente por parte de personal administrativo, de enfermería, médico y de especialidad.

Pero en conferencia de prensa, el funcionario del IMSS dijo que por primera vez, desde que se inició esta medición en 2009, la satisfacción con la atención médica que se brinda en las unidades se ubicó en 83%, según la Encuesta Nacional de Satisfacción a Usuarios de Servicios Médicos Censo 2017.

Presumió que de 2013 a la fecha “la satisfacción incrementó 7 puntos porcentuales, pasando de 76 a 83%”. Además, se atrevió a asegurar que el abasto de medicinas, que en 2016 era del 98.5%, subió a 99.54%, superando la meta que era del 95%; y que la limpieza en unidades médicas pasó de 70 a 75% y en Urgencias pasó de 72 a 74%.

Arriola Peñalosa, consideró que lo más importante del Censo 2017 es que permite detectar con precisión las principales áreas de oportunidad para mejorar la calidad y calidez de los servicios.

Al parecer, no se completó, por parte de quien encuestó, una verificación o detección, reales, de áreas en las cuales los trabajadores y sus familiares han sido tratados sin calidad y sin calidez, con la protección a los malos empleados (administrativos, enfermería y médicos), cuando hay una inconformidad.

Los asegurados, se han quejado con los altos mandos de la Clínica u Hospital (Directores), que por el momento son atendidos, para después, cuando persiste la mala atención o inconformidad, se olvidan del asunto, aduciéndose: “está ocupado en una reunión”.

“Durante la actual administración y hasta el presente año, la satisfacción de los usuarios por los servicios médicos que presta el IMSS creció 7 puntos porcentuales, al pasar de 76 a 83 por ciento”, señala la información oficial.

Que los servicios de urgencia avanzaron 2 puntos, al pasar de 72 a 74 por ciento. Que el abasto de medicamentos, que en 2016 era de 98.5 por ciento, en este año avanzó a 99.54 por ciento en promedio, superando la meta del 95 por ciento.

Según dijo que esta medición se ha convertido en una herramienta de gran precisión para detectar las áreas de oportunidad que el derechohabiente percibe en los servicios médicos que presta la Institución (¿Y, los administrativos?)

Aún hay más. Argumentó que para el IMSS, “mejorar el trato, la calidad y calidez de los servicios médicos es y seguirá siendo la prioridad para los próximos años”.

Dijo que el Censo 2017 proporciona los mejores datos que ha obtenido el Instituto desde 2009, año en que se instrumentó este mecanismo de medición en apoyo a principios de transparencia y participación de los derechohabientes. “Flores” al Sindicato

Destacó el esfuerzo conjunto con el Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social para mejorar el clima laboral y fortalecer el buen trato, a través de la capacitación de 160 mil trabajadores en 694 unidades.

Anunció que la meta para 2018 es de 210 mil trabajadores capacitados, quienes son el principal contacto con los derechohabientes. Como resultado de esta capacitación, los usuarios calificaron el trato a nivel nacional en 92 por ciento, un punto más con respecto al Censo 2016.

El levantamiento de la Encuesta se realizó por una empresa externa, con su propio personal, a 100 mil derechohabientes de 1,380 clínicas y hospitales; su metodología fue diseñada por el IMSS con el acompañamiento de Transparencia Mexicana, A.C. y desde 2014, aprobada por el Instituto Nacional de Salud Pública.

Los datos que se obtienen son representativos y estadísticamente válidos a nivel nacional, delegacional, por nivel de atención y unidad médica.

Arriola Peñalosa destacó el gran avance en el pase médico entre la Unidad de Medicina Familiar y un hospital, porque ahora los pacientes tienen que esperar menos de 30 minutos para recibir la confirmación de su cita con un especialista, en lugar de los 7 días que antes esperaban, lo que implica una reducción en tiempo de espera del 99 por ciento.

La Encuesta de Satisfacción confirmó que el 83 por ciento de los derechohabientes de segundo nivel calificó como excelente o bueno el servicio de hospitalización, mientras que para el tercer nivel fue de 93 por ciento.

Mientras tanto, los derechohabientes que han sufrido en carne propia la falta de calidad y calidez en la atención, deambulan por Clínicas y Hospitales en busca de quien los ayude a que tengan un mejor trato o que algún familiar sea atendido satisfactoriamente.

Persiste burocracia y prepotencia. Habría que preguntar a la encuestadora (Berumen y Asociados, S.A de CV) si tiene o conserva el registro de las entrevistas (audios) y fotos de los derechohabientes consultados.

¿Qué fueron 525 unidades médicas del IMSS que en promedio otorgaron diariamente 569, 678 consultas durante 2016?

Y, que la Población objetivo de derechohabientes fue mayores de 18 años, entre usuarios de los tres niveles de atención a padres o tutores de los menores de edad. Y, que la fecha de levantamiento fue del 22 de mayo al 30 de junio de 2017.

Entonces, no sería pretexto para tener este material de audio y fotografías de los encuestados, porque si se aduce “mucho trabajo”, valdría la pena preguntar ¿cuánto cobró por esta encuesta Berumen y Asociados, S.A de CV?

Por cierto, Arriola Peñalosa, insistió en que las afirmaciones sobre la privatización del Seguro Social son un mito, una gran mentira “porque no se concibe al país sin el Instituto Mexicano del Seguro Social”.

Más artículos

Perredistas exigen investigar a diputado federal del PRD por corrupto
Los dobles remolques provocan millonarias pérdidas al Gobierno por daños en carreteras
La protección comercial al calzado, vestido y acero mexicanos perjudica a consumidores