Martes 12 de septiembre del 2017

Aseguran que está en antesala de quiebra con alimentos caros y más dependencia extranjera

Por Guillermo Pimentel Balderas

El agro mexicano se ha colocado ya en la antesala de la quiebra. Ha sido desplazada la producción nacional por importaciones de alimentos. Se derriba artificialmente los precios agropecuarios de agricultores mexicanos. Se mantienen los salarios deprimidos y paradójicamente, los productos de la canasta básica alimentaria, sigue al alza.

Contundente, Luis Gómez Garay, Secretario General de la Unión General Obrera Campesina y Popular (UGOCP), alertó sobre esta cruda realidad que vive México, al participar en una reunión entre Senadores de la República e integrantes del Consejo Mexicano para el Desarrollo Rural Sustentable.

En su participación, denunció que dentro de esta paradoja, los bancos extranjeros que operan en nuestro país obtuvieron utilidades por 107,007 millones de pesos en 2016, 8.3% más que los 98,808 millones obtenidos a diciembre del 2015.

En tanto, en el primer semestre de 2017, la banca registró ganancias por 67,682 millones de pesos, lo que significó un aumento de 25%, frente al mismo periodo del año pasado, de acuerdo a un reporte de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, precisó.

El dirigente campesino, señaló que esta situación generó “un drenaje de recursos hacia otros países, mientras el campo se debate en la desatención, en la caída de la rentabilidad, en la crisis global de sus sectores productivos, mientras que su población, más de 40 millones de campesinos, avecindados, jornaleros rurales, están inmersos en la pobreza, marginación, explosión de la inseguridad, en tanto su producción no encuentras un precio decente que les permita una utilidad básica”, acotó.

Gómez Garay expuso que prueba de sus palabras, son los precios que fijan los intermediarios en la Central de Abasto de la Ciudad de México: Chile poblano, que hace un año se comercializaba en 18 pesos, hoy a 30 pesos, con un incremento de 66 por ciento.

Asimismo, limón con semilla, que costaba en promedio 14 pesos, ahora se encuentra en 20 pesos, es decir, 42 por ciento de incremento. Papa alpha, hace un año se comercializaba en 8 pesos el kilo, ahora su precio promedio es de 15 pesos, lo que representa 87.5 por ciento de incremento.

Desde su punto de vista, Luis Gómez Garay, exigió “romper la enorme loza que significan los intereses creados en el campo y proponer un nuevo rumbo al agro mexicano que lo saque del enorme estancamiento en que se encuentra”.

El Secretario General de la UGOCP, dijo que se requiere cesar esa estrategia económica que derriba artificialmente los precios agropecuarios mediante el uso abusivo de las importaciones como mecanismo anti inflacionario que mantiene salarios bajos en un mercado interno profundamente deprimido y sin capacidad para adquirir con el salario mínimo de $80.04 diarios una canasta básica de alimentos para la gran mayoría de la población.

Hoy se requiere iniciar cambios estructurales que resuelva de fondo la acumulación progresiva de una larga crisis productiva de más de tres décadas que hoy afecta a los productores de la gran mayoría de las ramas productivas y los ha arrojado a la miseria y marginación.

Además, agregó, es urgente emprender cambios estructurales que impidan que los productores mexicanos exporten sus empleos a los países exportadores de alimentos mientras nuestras comunidades caen en el atraso, la marginación y la desigualdad.

Por ello, demandó, el retiro del capítulo agropecuario del TLCAN hasta en tanto no existan las condiciones que fomenten la competitividad y no el atraso en el marco de ese instrumento.

Más artículos

Perredistas exigen investigar a diputado federal del PRD por corrupto
Los dobles remolques provocan millonarias pérdidas al Gobierno por daños en carreteras
La protección comercial al calzado, vestido y acero mexicanos perjudica a consumidores