Jueves 24 de agosto del 2017

Anuncian legisladores panistas que van con todo contra lo que el PRI no quiere combatir

Senadores y diputados federales panistas advierten que llegan al inicio del último año de esta 63 Legislatura, decididos a dar la batalla política, evidenciar a los tramposos y corruptos y presentar al pueblo el programa de gobierno que necesita el país para salir de la pobreza, inseguridad e impunidad en que se encuentra.

Aquí las palabras textuales del senador Fernando Herrera Ávila: “Los senadores y los diputados nos encontramos en un ejercicio de reflexión sobre los temas que habremos de abordar a partir del inicio del periodo ordinario de sesiones que se inicia el primero de septiembre.

Por lo que compete a los senadores del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, el día de hoy iniciamos nuestra reunión plenaria por la tarde; el jueves tendremos una jornada completa de discusión, de deliberación en el Grupo Parlamentario y el viernes entregaremos las conclusiones.

Hemos abordado cada uno de los temas que quedaron pendientes y la idea es tener una ruta clara a seguir después de este ejercicio de crítica y de deliberación.

Nos queda claro cuál es el camino a seguir y queremos informarles que el día de ayer la Comisión Permanente del Partido Acción Nacional ha definido una directriz clara y contundente para tratar los asuntos que abordaremos en el próximo periodo.

En lo que compete al Sistema Nacional Anticorrupción, habrá de dictaminarse con la disposición de todos los grupos parlamentarios la Ley de Obra Pública y Adquisiciones y avanzaremos en la designación del Fiscal General de la República y del fiscal Anticorrupción.

La directriz que hemos compartido tiene que ver con el perfil que tiene que cubrir el próximo fiscal.

No se trata de generar paquetes de impunidad al estilo Duarte o Borge; se trata de tener un Fiscal General de la República autónomo, independiente, sin subordinación al Poder Ejecutivo.

Por eso los senadores del Partido Acción Nacional nos pronunciamos por eliminar el pase automático de Procurador General a Fiscal.

Está pendiente la iniciativa del Presidente de la República y ése es el primer tema que tendrá que dictaminarse en el próximo periodo.

No queremos un Fiscal General con tintes partidistas, con militancia partidista; por el contrario, queremos un fiscal con la suficiente solvencia moral que sirva para darle a los mexicanos lo que le corresponde en sus asuntos de convivencia.

El patrón de lo que ocurrió en Quintana Roo y Veracruz no debe replicarse a nivel federal.

Estamos decididos y vamos a continuar por este camino. Independientemente a las presiones, a los chantajes, no vamos a dar un paso atrás: el fiscal General tiene que ser completamente apartidista, sin encargo, sin encomienda, sin consigna; ésa es la lucha que el Partido Acción Nacional y su Grupo Parlamentario en el Senado de la República habrá de dar.

Se tendrán que analizar algunos otros temas más, como el tema de Mando Mixto que está en discusión aún.

Habremos de hacer una discusión profunda sobre el Tratado de Libre Comercio, las implicaciones que tiene para el sector productivo mexicano; acompañaremos a los negociadores, pero estamos ciertos de que necesitamos, a través de la legislación que habremos de aprobar en el próximo periodo, hacer un cambio de estructuras en el país.

Y lograr la independencia del Ministerio Público nacional es no sólo una circunstancia más, es una necesidad y una exigencia del pueblo mexicano.

Este gobierno ha dilapidado la confianza, está envuelto en una crisis de credibilidad como consecuencia de su conducta vinculada a hechos que nada tienen que ver con la pulcritud en el manejo de los recursos públicos.

Por eso, un Fiscal General con probidad y totalmente apartidista. Estamos ciertos de que en política no hay casualidades.

Ayer, después de varios días de un intenso diálogo la Comisión Permanente del Partido Acción Nacional, encabezada por Ricardo Anaya, aprobó por unanimidad un resolutivo en el que rechaza el pase automático del actual Procurador General de la República para convertirse en fiscal general de la nación para los próximos nueve años, así como la determinación de que el próximo Fiscal General no tenga filiación partidista alguna.

Estábamos en plena discusión y se recibieron amenazas, provocaciones.

El mensaje de la dirigencia es claro y contundente: no habrá presión, chantaje alguno, que detenga este consenso al que hemos llegado, México requiere un Fiscal totalmente independiente y apartidista.

Más artículos

Perredistas exigen investigar a diputado federal del PRD por corrupto
Los dobles remolques provocan millonarias pérdidas al Gobierno por daños en carreteras
La protección comercial al calzado, vestido y acero mexicanos perjudica a consumidores