Miércoles 23 de agosto del 2017

Donald Trump llega a Arizona, pero a empresarios y congresistas de ese lugar no les importó

Con el mensaje de concordia y disposición de trabajar en conjunto México-EEUU, la tarde de este martes arribó una delegación de 26 congresistas y 25 empresarios de Arizona para firmar un convenio de colaboración en materia laboral, educativa y comercial en el Senado de la República. Se trata de la primera vez que una delegación proveniente de Arizona y de ese tamaño, arriba a tierras mexicanas.

A invitación expresa del senador Juan Carlos Romero Hicks, esta visita se da en medio de la renegociación del TLCAN y las diferencias entre México y Estados Unidos debido a la “falta de liderazgo de los presidentes de ambos países”.

Así, mientras dicha comitiva arriba a México, al mismo tiempo, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump viaja a Arizona, donde se reencontrará con su base electoral, visita cuestionada por varios sectores.

En tanto, la delegación de 70 personas que llegó a México, está conformada por 26 Congresistas (18 republicanos y ocho demócratas) encabezados por Tony Rivero presidente del Comité de Asuntos Legislativos Internacionales de la Cámara de representantes de Arizona y de más de 25 empresarios de la construcción y los servicios, además de organizaciones civiles como la conocida "Chicanos por la Causa", y la Tribu binacional Tohono O’odham.

En el marco de la visita de cinco días, los integrantes de la comitiva, quienes financiaron su propio viaje, asistirán este miércoles 23 de agosto, al Senado de la República para firmar el acuerdo arriba mencionado; su presencia en México, también incluye una visita a Guanajuato, tierra natal de Romero Hicks, en donde serán recibidos por el gobernador Miguel Márquez; pero antes, en la Ciudad de México, se reunirán con el canciller Luis Videgaray; todos los encuentros mencionados, concertados por el ex gobernador de Guanajuato, Romero Hicks.

Cabe destacar que uno de los integrantes de la comitiva, es José Verlón, vicepresidente de la tribu binacional Tohono O’odham, uno de los principales detractores del muro, “el muro se va a construir sobre mi cadáver; no me quiero morir, pero deseo luchar y trabajar junto a mi pueblo para que realmente podamos proteger la parte de este lugar llamado los Estados Unidos; no solo para nuestra gente sino para el pueblo estadunidense", declaró.

Más artículos

Perredistas exigen investigar a diputado federal del PRD por corrupto
Los dobles remolques provocan millonarias pérdidas al Gobierno por daños en carreteras
La protección comercial al calzado, vestido y acero mexicanos perjudica a consumidores