Lunes 26 de marzo del 2018

Que ahora sí el Congreso se interesa en legislar la creación de “policía universitaria”

La senadora Andrea García García propuso modificar el artículo 47 de la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública, con el fin de contar con instalaciones y equipamiento adecuados y suficientes para la profesionalización de los cuerpos policiacos, así como para que las entidades federativas garanticen la formación policial en universidades.

Al presentar su propuesta ante el pleno, la legisladora por Tamaulipas señaló que “una formación completa requiere de elementos adiestrados, cuya capacidad física les permita actuar con prontitud, destreza e inteligencia”.

Sin embargo, agregó, esta formación no se puede concretar si las instalaciones que ofrecen las academias o institutos y los programas de formación no son los adecuados o suficientes.

En este sentido, propuso reformar el artículo 47 de la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública, para establecer que la Federación y las entidades federativas deberán establecer y operar Academias e Institutos que serán responsables de aplicar de manera homogénea los Programas Rectores de Profesionalización mínimos.

Las academias o institutos deberán garantizar la equivalencia de los contenidos mínimos de planes, programas y duración de la profesionalización, así como garantizar instalaciones y equipamiento adecuados y suficientes para la profesionalización de los cuerpos policiales.

Del mismo modo, la Federación y las entidades federativas deberán proponer y promover la celebración de convenios con Instituciones educativas nacionales y extranjeras, públicas y privadas, con el propósito de brindar formación académica de excelencia a los servidores públicos.

Asimismo, las entidades federativas crearán las instancias de educación superior pública o fortalecer convenios, para la impartición de licenciaturas y posgrados, en materia de seguridad pública.

Lo anterior, explicó García García, con el fin de mejorar los criterios de capacitación, para que en todo el territorio nacional se eleve la calidad de la seguridad pública, mediante elementos policiacos profesionalizados.

Además, agregó, para que los aspirantes a policías reciban una formación de calidad con carreras policiacas de alta profesionalización.

También, abundó, con el fin de que se instruya a policías municipales y estatales, para que cuenten con la oportunidad de continuar una mayor especialización, en virtud de sus funciones inherentes.

Incrementar la profesionalización a nivel licenciatura en todo el territorio nacional, incrementará los niveles de confianza por parte del policía y del ciudadano, quienes tendrán certeza de una correcta capacitación y profesionalización, sostuvo.

Refirió que, de acuerdo con cifras correspondientes a junio de 2017 de la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU), la percepción del desempeño de las policías dejó en el último lugar de la evaluación a la policía municipal obteniendo con 37.3 por ciento de aceptación por parte de la población encuestada; seguida por la Policía Estatal 47.6; y la Policía Federal, 62.9 por ciento.

“La problemática es tal que la encuesta denominada México, confianza en Instituciones 2016 reveló que la Policía ocupó el cuarto lugar en cuanto a desconfianza, por detrás de los partidos políticos, los sindicatos y los diputados”, concluyó.

La iniciativa se turnó a las comisiones unidas de Seguridad Pública y Estudios legislativos Primera para su análisis y dictamen.