Martes 27 de marzo del 2018

No más corruptos, no más dádivas y no más caudillos exigen empresarios a los candidatos presidenciales

El dirigente del Consejo Coordinador Empresarial, Juan Pablo Castañón, aprovechó la recién 35 Asamblea Anual Ordinaria del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), a la que asistió el presidente Enrique Peña Nieto, y consideró oportuno enviar desde ahí el mensaje político de la iniciativa privada.

Les dijo que “no tenemos candidato ni partido, pero sí tenemos y proponemos una visión clara de país e ideas puntuales para alcanzarla, porque un pueblo que carece de una visión de futuro está en grave riesgo de reeditar su pasado, y es fundamental cambiar lo que no ha funcionado, pero es igual de importante preservar, consolidar y fortalecer lo que sí ha funcionado”.

Aquí soltó el mensaje con tono de advertencia: “Todos debemos asumir una responsabilidad de participar, de respetar las instituciones que dan sustento a nuestros derechos y de garantizar la certidumbre jurídica y la estabilidad política”.

¿A quién se refirió el líder empresarial?

Oviamente que al señor Andrés Manuel López, propietario y candidato del MoReNa.

Pero Juan Pablo Castañón añadió: “La única ruta del bienestar está en la libertad, en la productividad, en el emprendimiento, la apertura, la competencia, la estabilidad y las instituciones, y no en la dádiva”.

¿A quién se refirió el líder empresarial?

Obviamente que al candidato del PAN-PRD, Ricardo Anaya Cortés, por aquello de los moches que pedían algunos de sus diputados federales para gestionar dinero para obras públicas.

Y Finalmente Juan Pablo Castañón dijo: “No más corrupción, privilegio o caudillismo”.

¿A quién se refirió el líder empresarial?

bviamente que al candidato externo que postula el PRI, José Antonio Meade Kuribreña, aunque también esta exigencia arrastra a López Obrador.

Más claro, ni el agua y ahí queda manifiesta la inquietud de los hombres y mujeres mexicanas del dinero.