Jueves 08 de marzo del 2018

Basta de utilizar el poder para implementar agresiones contra la mujer

La violencia contra las mujeres es un abuso de poder, una violación de sus derechos humanos y un delito que vulnera su vida y bienestar, pero no sólo impide su desarrollo, sino que amenaza a la democracia y obstaculiza la paz social, advirtió el senador Marlon Berlanga Sánchez.

Durante la presentación del libro “Violencia política contra la mujer, una realidad en México”, el legislador refirió que urgen mayores esfuerzos para que el transcurso cotidiano de las mujeres en la política esté libre de violencia y discriminación.

“La violencia contra la mujer es consecuencia de la discriminación impuesta en leyes, en la práctica y en la persistencia de desigualdades históricas, por el simple hecho de ser mujeres”, comentó el senador Berlanga Sánchez.

La senadora Martha Tagle Martínez dijo que en el ámbito municipal es en donde hay mayor resistencia a que la mujer incursione en la política.

Cuando se hable de paridad, explicó, no se tiene que tener en cuenta sólo la repartición del 50 por ciento de los cargos públicos, sino reconocer el derecho de las mujeres a participar en las decisiones públicas, en condiciones iguales a las que tienen los hombres.

Rafael Elizondo Gasperín, autor del libro, señaló que se necesita urgentemente un marco normativo integral, que modifique todas las normas relativas a la regularización, organización y resolución de los procesos electorales.

“La prueba para saber si podemos desempeñar o no un cargo de elección popular, no debería depender de cómo están organizados tus cromosomas”, expuso al auditorio que acudió a la presentación del libro “Violencia política contra la mujer, una realidad en México”.