Jueves 22 de febrero del 2018

Quieren sentar en el banquillo legislativo a funcionarios de Sedatu y Sedesol

El senador Zoé Robledo sostuvo que tanto la Auditoría Superior de la Federación como los funcionarios y exfuncionarios que estén vinculados al desvío de recursos desde la Sedatu y la Sedesol, deben asistir al Senado de la República para aclarar estos señalamientos.

“Que vengan a una reunión de trabajo del Senado, primero la Auditoría Superior de la Federación, a la presentación de este informe que me parece fundamental; segundo, las autoridades que están señaladas en los desvíos, no solamente la Sedatu, también Sedesol y quienes fueron sus titulares”, dijo en entrevista.

El senador chiapaneco subrayó que la propia Auditoría demostró que bienes y servicios que estaban etiquetados para un propósito específico no fueron entregados para el mismo.

“Que vengan a una reunión de trabajo, a que expliquen que si un dinero que estaba etiquetado y destinado a un bien o servicio que presta el Estado se desvió para otra cosa; que nos expliquen cuál fue la motivación para el desvío, en dónde terminaron esos recursos y por qué”, reiteró.

Zoé Robledo apuntó que en el caso de la secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Rosario Robles Berlanga, y de Ricardo Anaya, ya deberían organizarse careos porque todos los días salen a aclarar algo.

Afirmó que además la población justifica su indignación en que este tipo de escándalos no terminan siendo castigados, sino que muchas veces la única sanción que recibe el funcionario” es estar en una primera plana como lo está hoy Anaya y también Rosario Robles”.

El legislador advirtió que la lista de dependencias señaladas por este tipo de acciones es larga y la Sedatu y Sedesol son ejemplos de algo que ha estado ocurriendo de manera recurrente y sistemática.

Ante esta situación, agregó, el Senado no puede ser omiso, y tiene que llamar a comparecer, o bien a reuniones de trabajo, a todos los integrantes y titulares de las dependencias involucradas, incluyendo también a los funcionarios que hayan estado en la titularidad de esas dependencias con un año de distancia, como es el caso de José Antonio Meade.