Lunes 12 de febrero del 2018

Hoy contamos con la flota aérea militar más moderna de la historia, afirmó Peña Nieto

Un día después de la Conmemoración de la Marcha de la Lealtad, el presidente Enrique Peña Nieto aprovechó el desayuno que ofreció a las Fuerzas Armadas de México para insistir en lo que representa el sector militar para el país y reprochar, aunque entre líneas, a la actitud del precandidato presidencial de MoReNa, Andrés Manuel López Obrador, contra la milicia. Aquí sus palabras textuales:

“El día de ayer, en la Conmemoración de la Marcha de la Lealtad, en el Alcázar del Castillo de Chapultepec, fui testigo del mensaje del señor General Secretario de la Defensa Nacional.

Me permito retomar parte de lo que él expresara, y cito textualmente: La lealtad con honor es virtud que norma la conducta a seguir por los militares, es doctrina inalterable en su razón de ser y actuar; es inamovible. Lealtad con honor es la virtud que norma el diario actuar del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea mexicanas.

Se trata, efectivamente, de instituciones que son ejemplo de fidelidad a los principios y valores de la vida militar, de entrega y compromiso con nuestra Nación.

Hoy en día la Fuerza Aérea Mexicana y en ella, reconozco estos valores y el amor a México de cada uno de sus miembros, mujeres y hombres que sirven a la Patria con honor y lealtad.

En cada una de sus operaciones de rescate, en sus vuelos de reconocimiento y misiones de vigilancia, la Fuerza Aérea Mexicana confirma la sólida formación de sus integrantes, su disciplina inalterable y su firme compromiso con la Patria.

Son muchos los episodios que conforman la historia de honor de la Fuerza Aérea Mexicana, desde los pioneros aeronáuticos y el proyecto de crear en 1915 una Escuela Militar de Aviación en Balbuena, pasando por episodios sobresalientes, como el primer correo aéreo y la admirable participación del Escuadrón 201 en la Segunda Guerra Mundial; hasta el invaluable papel que desempeñó nuestra Fuerza Aérea en el transporte de personal de rescate, la provisión de alimentos y medicinas, y el auxilio a la población afectada con motivo de los sismos de 2017.

Quisiera enviar un saludo respetuoso a todos los integrantes de la Fuerza Aérea Mexicana y, muy particularmente, a quienes encuentran en la Base Aérea de Ixtepec, en el Estado de Oaxaca, que fue el centro de operaciones para la atención a las personas damnificadas.

Hay que recordar que diariamente eran cientos de aeronaves que, desde esa Base Aérea de Ixtepec, despegaban para llevar aprovisionamiento, alimentos y atención médica a distintos lugares, dispersos en la geografía, tanto del Estado de Oaxaca, como del Estado de Chiapas.

Ésta es una institución con historia, pero, sobre todo, es una institución con presente y con futuro. A 103 años de su creación, los mexicanos podemos decir con orgullo que hoy tenemos la mejor Fuerza Aérea Mexicana de nuestra historia.

Hoy contamos con la flota aérea más moderna, con mejores instalaciones aeronáuticas y con el personal más capacitado. Hoy tenemos una mejor Fuerza Aérea, porque cuenta con el mayor número de aeronaves en su historia, un tercio más de las que teníamos apenas hace cinco años.

La inversión en aviones Hércules de transporte pesado, en helicópteros, en aeronaves de reconocimiento, de entrenamiento y de caza, en suma, en toda la flota aérea, que ha sido el doble, la que hoy tenemos, que la Administración anterior.

Hoy tenemos una mejor Fuerza Aérea, porque sus 18 bases cuentan con las instalaciones y el equipo más moderno que, en su historia, hayamos tenido. De 2013 a 2017 se han invertido más de 28 mil millones de pesos en infraestructura, aeronaves y equipamiento, más del doble que en la Administración pasada.

Destaca la construcción de la Nueva Base Aérea de Zapopan y el Cuartel General de la Región Aérea de Hermosillo, que fortalecen la presencia regional de las Fuerzas Armadas con instalaciones que son motivo de orgullo del personal allí adscrito.

Hoy contamos con una mejor Fuerza Aérea, porque hemos ampliado y fortalecido las cinco Escuelas de Aviación, donde se forman, capacitan y adiestran más de mil 700 estudiantes.

Nuestra Fuerza Aérea es mejor, porque hemos decidido aprovechar cada vez más el talento y la fortaleza de las mujeres y de los hombres de esta noble institución.

Pienso en mujeres tan destacadas, como las tenientes Dalia Teresa Garduño y Alejandra Maldonado, quienes pilotearon los importantes aviones Hércules en apoyo de la población damnificada por los sismos del mes de septiembre del año pasado.

En México estamos orgullosos del personal experimentado y de las nuevas generaciones de las Fuerzas Armadas.

La entrega y compromiso de los más de 270 mil soldados, pilotos y marinos, merecen el respaldo corresponsable y sin regateos, de la población a la que resguardan.

Esto incluye hacer el mayor esfuerzo para asegurar una buena calidad de vida para ellos y sus familias.

Por eso, me complacerá participar en unos momentos más en la inauguración de la Unidad Habitacional Militar de Santa Lucía III. Con ésta, suman ya 40 nuevas unidades habitacionales entregadas al personal militar en esta Administración, que en total benefician a más de 12 mil efectivos y a sus familias.

Seguiremos perseverando en este gran esfuerzo institucional para que las Fuerzas Armadas estén siempre a la vanguardia y sigan llevando a cabo su misión con la entrega, el compromiso y la lealtad que las distinguen.

Pilotos, especialistas y personal de mantenimiento aéreo:

Como Presidente de México, quiero nuevamente expresarles mi agradecimiento, personal e institucional, por el profesionalismo con el que han garantizado mi seguridad, la de mis acompañantes, en las labores cotidianas de éstos poco más de cinco años.

Sobre todo, quiero agradecerles en nombre de México, que hayan hecho posible que hoy tengamos la mejor Fuerza Aérea Mexicana de nuestra historia. Éste es un logro de todos ustedes, de sus oficiales y también de los familiares que los apoyan.

Hoy, que celebramos un aniversario más de esta histórica institución, los exhorto a seguir siendo fieles a los principios de honor, valor y lealtad que los distinguen”.