Martes 20 de febrero del 2018

Ante fracaso de la “supersecretaría”, proponen restablecer la Secretaría de Seguridad Pública

Ante la evidencia real del fracaso de las políticas de seguridad tras dos décadas de funcionamiento del Sistema Nacional de Seguridad Pública, encabezado por la Secretaría de Gobernación, la senadora por el PRD, Angélica de la Peña Gómez, presenta una iniciativa con proyecto de decreto para que el país cuente nuevamente con una Secretaría de Seguridad Pública.

El objetivo de dicha propuesta es contar con una Secretaria de Estado técnica y especializada para que ejerza la función policial y de seguridad pública a nivel federal, dotándola de herramientas suficientes para prevenir el delito a través de personal altamente calificado.

En su exposición de motivos, se afirma que lejos de profesionalizar a las policías del país para enfrentar la criminalidad de alto impacto, la administración federal actual optó por un modelo centralizado al otorgarle a la Secretaria de Gobernación todas las atribuciones que correspondían a la Secretaría de Seguridad Pública, lo que de acuerdo con diversas organizaciones de la sociedad civil fue un error.

En específico, la iniciativa de la legisladora propone reformar el artículo 26, derogar las fracciones XII, XIII, XIII bis, XIV, XV, XVI, XVII, XVIII, XIX, XX, XXI, XXII, XXIII, XXIV, XXV, XXVI, XXVII, XXVIII, XXIX, XXX y XXXI del artículo 27; así como adicionar un artículo 30 Bis de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, a fin de que sea la Secretaría de Seguridad Pública y no la Secretaría de Gobernación la responsable de formular y ejecutar las políticas, programas y acciones tendientes a garantizar la seguridad pública de la Nación y de sus habitantes

Entre otras atribuciones, la iniciativa establece que la nueva secretaría propondrá al Ejecutivo Federal la política criminal y las medidas que garanticen la congruencia de ésta entre las dependencias de la Administración Pública Federal, así como coadyuvar a la prevención del delito.

También deberá ejercer el mando sobre la fuerza pública para proteger a la población ante todo tipo de amenazas y riesgos, con plena sujeción a los derechos humanos y libertades fundamentales; salvaguardar la integridad y los derechos de las personas; así como preservar las libertades, el orden y la paz públicos. Además de presidir el Consejo Nacional de Seguridad Pública en ausencia del Presidente de la República.

Se establece que la Secretaría de Seguridad Pública propondrá al Presidente de la República el nombramiento del Comisionado Nacional de Seguridad y del Secretario Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, así como las políticas, acciones y estrategias de coordinación en materia de prevención del delito y política criminal para todo el territorio nacional.

Igualmente deberá proponer al Consejo Nacional de Seguridad Pública el desarrollo de políticas orientadas a prevenir el delito y reconstituir el tejido social de las comunidades afectadas por fenómenos de delincuencia recurrente o generalizada, y aplicarlas en coordinación con las autoridades competentes federales, estatales y municipales.

Adicionalmente, la iniciativa de la senadora Angélica de la Peña propone reformas a la fracción XIV del artículo 5, el párrafo primero del artículo 12 y, el párrafo primero del artículo 27; así como la derogación del párrafo cuarto del artículo 27 de la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública, a fin de que el presidente del Consejo de Seguridad Pública pueda ser suplido en sus ausencias por el Secretario de Seguridad Pública.

En este tenor, también propone que la Conferencia Nacional de Secretarios de Seguridad Pública sea integrada por los titulares de las dependencias encargadas de la Seguridad Pública de la Federación, las entidades federativas y presidida por el titular de la Secretaría de Seguridad Pública.