Miércoles 17 de enero del 2018

Lleva 15 años de omisa la STyPS ante reclamos de trabajadores a empresa de celulosa

Por Guillermo Pimentel Balderas

Entre los pendientes que dejo el hoy Secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, en la Secretaría del Trabajo, está la liquidación de 5 trabajadores de la empresa Apizaco Celulosa, S. A, que ha aprovechado la actitud omisa de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje que encabeza Aurora Cervantes Martínez.

En entrevista, Pedro Fuentes Medina, en representación de sus compañeros Alejandra Zapote García, Felipe de Jesús Paz, Guillermo González Plascencia y Filomeno Palencia Hernández, solicitó la intervención urgente del nuevo titular del trabajo, Roberto Campa Cifrián, a fin de obtener sus respectivas liquidaciones.

Narró que después de 15 años de que la empresa Apizaco Celulosa, S. A. diera por terminados los contratos individuales de trabajo (a los cinco trabajadores), los directivos de la empresa no han pagado las liquidaciones.

Por tal motivo, señaló el vocero de los trabajadores, que “la empresa Apizaco Celulosa, S. A., no ha comparecido a dar cumplimiento al convenio con número de expediente C-35/2002, para cumplir la ejecución del mismo con mandamiento de embargo hasta por la cantidad de $3, 184,470.00”.

Dijo Pedro Fuentes Medina que ante la negativa de la empresa al pago de liquidaciones de los trabajadores, con fecha de Febrero del 2004, se llevó a cabo el requerimiento de pago con mandamiento de embargo pero como Apizaco Celulosa, S. A. no cubrió cantidad alguna se procedió a embargar bienes de la misma los cuales quedaron debidamente descritos en una acta especial.

Por tal motivo, explicó Pedro Fuentes Medina en entrevista de prensa, solicitamos con fundamento en el Articulo 967 y la fracción I del apartado A y la fracción I del apartado B del Articulo 968 y demás relativos y aplicables de la Ley Federal del Trabajo, se lleve a cabo el avaluó de los bienes muebles e inmueble embargados a la empresa APIZACO CELULOSA, S. A.

Comentó que el 17 de febrero del 2004 se solicitó girar un oficio a la sección de peritos de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje para que se sirva designar perito valuador y llevar a cabo la adjudicación o remate de los bienes embargados.

En diciembre de 2004 el perito designado, José Luis Juvera Sánchez, rindió el avaluó sobre los bienes embargados a la empresa. Sin embargo, fue hasta septiembre de 2014 cuando una vez realizados los trámites de Ley (convocatorias, notificaciones avalúos) el Presidente Ejecutor ordenó que se llevara a cabo una audiencia o diligencia de remate en Primera Almoneda, precisó.

Lamentablemente, dijo, el 19 de septiembre de 2014 fecha para que tuviera verificativo una audiencia o diligencia de remate en Primera Almoneda la Junta ordenó actualizar el avaluó de los bienes embragados y se suspendió la diligencia y se giró oficio a la Secretaria de Peritajes y Diligencias de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje para designar nuevo perito valuador y actualización el avalúo. No obstante que se actualizó el avalúo se pospuso hasta en seis ocasiones la audiencia y fue hasta junio del 2016 que compareció el perito José Luis Juvera Sánchez a desahogar y rendir su avaluó.

La audiencia más reciente fue el pasado 14 de Julio del 2017, pero se suspendió en virtud de que no se encontraban debidamente notificados la empresa Apizaco Celulosa, SA y la Administración Desconcentrada de Recaudación de Tlaxcala del Servicio de Administración Tributaria.

En esa diligencia de remate, el Presidente Ejecutor acordó no era posible llevar a cabo la diligencia de remate y que dada la complejidad del asunto se reservó dictar el acuerdo correspondiente. A la fecha el Presidente Ejecutor no ha dictado el acuerdo correspondiente, lamentó Pedro Fuentes Medina.