Sábado 20 de enero del 2018

En México 16 jóvenes de entre 12 y 24 años terminan con su vida por diversas causas

La senadora María Elena Barrera Tapia destacó la aprobación de un punto de acuerdo, por el que se exhorta respetuosamente a la Secretaría de Salud, a presentar un informe de avances en el cumplimiento del Plan de Acción sobre Salud Mental 2013-2020, así como de otras acciones para la prevención del suicidio en México.

Asimismo, que las Secretarías de Salud locales promuevan y fortalezcan las campañas en materia de prevención de suicidios en el país, con especial atención en el sector de 15 a 29 años. Y en su caso refuercen o instrumenten acciones en esta materia a fin de garantizar la estabilidad y calidad de vida de las personas que tienen este padecimiento.

Comentó que el suicidio es un grave problema de salud pública; no obstante, es prevenible mediante intervenciones oportunas con datos fidedignos. Para que las respuestas nacionales sean eficaces se requiere una estrategia de prevención multisectorial e integral.

Barrera Tapia dijo que el suicidio es un problema complejo, y por consiguiente, las actividades de prevención exigen la coordinación y colaboración de múltiples sectores de la sociedad, incluidos salud, educación, trabajo, agricultura, comercio, justicia, derecho, defensa, política y medios de comunicación.

Señaló que la Organización Mundial de Salud (OMS), reconoce que el suicidio es una prioridad de salud pública. Es una de las condiciones prioritarias del programa de acción para superar la brecha en salud mental establecido por esta organización en 2008, por lo que se proporciona orientación técnica basada en pruebas científicas con miras a ampliar la prestación de servicios y atención de problemas de salud mental, neurológicos y abuso de sustancias.

En el plan 2013-2020 los estados miembros de la OMS se comprometieron a trabajar para alcanzar la meta mundial de reducir las tasas nacionales de suicidios en un 10 por ciento para el año 2020.

En México, la Secretaría de Salud estima que cada 24 horas, 16 jóvenes de entre 12 y 24 años terminan con su vida por diversas causas. En la población adulta nacional es la cuarta causa de defunciones violentas o accidentales.

Por ello, la senadora resaltó este punto de acuerdo el cual incluye en su dictamen diversas propuestas de diferentes senadores, entre ellos una que presentó junto con senadoras del PRI.