Miércoles 17 de enero del 2018

Aún tenemos importantes desafíos en México, reconoce Peña Nieto

El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, inauguró la XXII Conferencia Latinoamericana de Banco Santander, en la que reconoció que aún existen importantes desafíos, pero vamos por el camino correcto para construir un México con los objetivos centrales que esta Administración se ha trazado: lograr "un país más justo, un país más próspero y, sobre todo, un país más incluyente".

Que depare igualdad de oportunidades, que no importando en dónde se encuentre un mexicano, tenga la oportunidad de encontrar igualdad de oportunidades para construir su propia historia de éxito y un escenario promisorio.

Generar oportunidades en la región

Las políticas públicas generadas en esta Administración, así como los esfuerzos del sector privado están encaminados a brindar más oportunidades para los mexicanos y para las sociedades de la región latinoamericana.

La estabilidad económica, la implementación de las reformas y el acceso a la tecnología no son un fin en sí mismo, sino un medio para lograr un nivel de desarrollo y de bienestar para todas y todos.

"Este es el mensaje más importante que quiero hoy transmitirles: sigue siendo para México la pobreza uno de sus mayores retos. Es la división más profunda en nuestro país y es el origen de muchos de los problemas que enfrentamos como sociedad".

Hoy, todas las carencias utilizadas como índices para medir la pobreza están en su mínimo histórico, de acuerdo a la medición que realiza el CONEVAL.

Millones de personas ahora cuentan con educación de calidad, servicios de salud, seguridad social, vivienda digna y una alimentación adecuada. De 2012 a 2016, más de dos millones de mexicanos dejaron de vivir en situación de pobreza extrema.

Se ha transformado el sistema financiero, de 2012 a 2015, en los primeros tres años de esta Administración, casi 13 millones de personas se incorporaron al sistema financiero formal.

La mayor competencia en el sector ha generado condiciones más atractivas para el financiamiento y esto es uno de los logros y objetivos trazados en una de las reformas estructurales: la Reforma Financiera.

De 2013 a 2017 disminuyeron en 13 por ciento las tasas de interés para créditos personales, y de 2013 y hasta finales de 2017, los refinanciamientos de créditos hipotecarios se han multiplicado casi nueve veces.

México ha tenido resultados económicos muy favorables, destacando la creación de empleos, la atracción de inversiones y el aumento en el comercio internacional.

"Se ha visto reflejado en un crecimiento que, si bien sigue siendo menor al deseado, ha sido constante y supera al registrado en las dos administraciones anteriores. Si comparáramos los cinco primeros años de la administración de hace 12 años, hoy el crecimiento de México es 120 por ciento mayor; y si contrastáramos con la pasada administración, es 85 por ciento mayor al que entonces se tenía registrado".

Estos logros se han dado principalmente gracias a la estabilidad macroeconómica, a la implementación de la agenda de reformas estructurales que se habían pospuesto en México, y a la adopción cada vez más acelerada de nuevas tecnologías.

A pesar del repunte de la inflación en 2017, “el crecimiento anual promedio de los precios en los últimos cinco años es más bajo que el de los últimos siete sexenios, de las últimas siete administraciones”.

La inversión comprometida en los sectores energético y de telecomunicaciones ya suma casi 100 mil millones de dólares. Se ha registrado una inversión sin precedentes en infraestructura científica y tecnológica.