Miércoles 11 de abril del 2018

Tendrá México urgencia de un periodo extraordinario de sesiones para no legislar al vapor

La senadora Martha Tagle Martínez señaló que por la trascendencia de algunos temas importantes que tiene la agenda legislativa pendiente en el Congreso de la Unión, sería imprudente aprobarlos al vapor dada la cercanía del término del periodo ordinario de sesiones.

Por ello consideró que “en ánimos de contar con el tiempo suficiente para analizar, discutir y legislar estos temas de cara al nuevo gobierno, resulta pertinente que se convoque a un periodo extraordinario”.

Explicó que uno de los tres grandes temas es el de la Fiscalía General de la República. “Como lo hemos expresado en reiteradas ocasiones, la impunidad es uno de los mayores problemas que presenta el país, por ello la transformación de la Procuraduría en Fiscalía representa la oportunidad para garantizar el correcto funcionamiento de dicho organismo; así, es elemental reformar el artículo 102 constitucional con el objetivo de hacer un rediseño institucional profundo que permita, en un primer momento, erradicar de fondo los vicios y estructuras corrompidas, a la par de sentar las bases de una nueva institución que sirva para procurar justicia ya no de manera selectiva, sino desde una visión autónoma, independiente, profesional y eficaz”, destacó.

En la misma lógica, la legisladora retomó lo planteado por la ciudadanía bajo la demanda “Por una Fiscalía que sirva”, donde se subraya la importancia de que el proceso de selección de quien funja como titular de la Fiscalía, asegure que el perfil cuente tanto con la trayectoria en la materia como con total independencia, en miras de fortalecer a la institución.

Como segundo tema de la agenda, Tagle Martínez destacó la materia pendiente sobre la formación e integración del Gobierno de Coalición. “De cara al nuevo sexenio, es pertinente discutir sobre esta modalidad de gobierno, toda vez que, reconociendo la pluralidad política, permite conjugar diversos grupos hacia la consecución de una agenda común, en cuanto a lo legislativo y al programa de gobierno, al tiempo de impulsar mayor transparencia y rendición de cuentas en la toma de decisiones, que tanto hace falta en el país”, mencionó.

Por último, la legisladora demandó revisar el pacto federal hacendario con el objetivo de elevar la calidad del gasto público en cuanto su distribución y ejercicio, sumado a la urgencia de eliminar la discrecionalidad con la que los tres poderes manejan el presupuesto.

“Se debe revisar la lógica con la que opera el Ramo 23, ya que ésta ha posibilitado la prevalencia de opacidad y control político tanto en la forma en que se asignan los recursos en las entidades federativas por parte del Ejecutivo Federal, como en su ejercicio por parte de las mismas; comprometiendo con ello los programas y políticas que benefician a las y los mexicanos.

En este sentido, es que urge modificar este diseño institucional a través de la incorporación de ciertos mecanismos de control y de contrapesos, como los que representa la sociedad civil, a la par de garantizar transparencia y rendición de cuentas en el origen y destino de los ingresos excedentes, priorizando su aplicación en programas de inversión productiva, por ejemplo”.