Lunes 16 de abril del 2018

Denuncian en el Congreso federal indiferencia para detener la explotación de los bancos de arena

Ante la contaminación que sufre el Río Verde y por los daños que han presentado algunas viviendas y los caminos de la región de Temacapulín por el uso de maquinaria y la dinamitación de roca en los bancos de arena, la diputada federal Candelaria Ochoa presentó un punto de acuerdo para detener la explotación de los mismos.

En un llamado a los medios de comunicación, la diputada denunció que el gobierno estatal, a cargo de Aristóteles Sandoval, ha realizado acciones para intimidar a los pobladores, que recientemente han realizado protestas pacíficas para detener a las compañías que explotan los bancos de arena con permisos falsos.

Además, señaló que el presidente municipal de Temacapulín no ha defendido a los habitantes: “Denuncio ante esta tribuna, que el presidente municipal ha llegado a acuerdos con los areneros que no son legales. por lo que solicito que sea revisada su cuenta pública y personal”, expresó.

Por último, llamó a la PROFEPA para que intervenga e investigue la explotación de los materiales del Río Verde y se respete la autonomía comunitaria de Temacapulín y solicitó al gobierno federal y estatal que se revise junto con la Conagua el permiso provisional que se había otorgado a los areneros y que se finquen responsabilidades, pues actualmente trabajan de forma ilegal.

Candelaria Ochoa presentó está denuncia ante los medios de comunicación acompañada del defensor comunitario Emilio Gómez, un vecino de la comunidad de Temacapulín, y apoyada por los diputados Daniella Hernández, Verónica Bermúdez, Germán Ralis, Salvador García y Juan Chávez Ocegueda.

Este no es el primer llamado de atención para defender a la comunidad de Temacapulín, pues desde el congreso de Jalisco han defendido los derechos de los pobladores ante los intentos del gobierno por inundar sus comunidades por la construcción de una presa más alta de lo necesario.