Viernes 13 de octubre del 2017

Se suma senador de MoReNa a la cadena de destapes a favor de Meade Kuribreña como candidato presidencial

El senador ex perredista y ahora adorador de MoReNa, Zoé Robledo Aburto, se sumó este jueves a la cadena de “destapes” como candidato presidencial a favor del secretario de Hacienda José Antonio Meade Kuribreña, y lo hizo desde la tribuna del Senado de la República, con una reseña de los cargos que ha ocupado en los últimos dos sexenios, a lo que llamó “todo un récord”.

Esto no sorprendió a muchos políticos del momento, porque en las últimas dos semanas Meade Kuribreña ha sido mencionado por cada vez más personajes políticos como candidato presidencial del PRI, incluso algunos lo postulan ya con firmeza.

Es el caso de Andrés Manuel López, propietario del partido MoReNa. También lo hicieron panistas que están abandonado a su partido para apoyar la candidatura presidencial independiente de Margarita Zavala de Calderón, lo mismo que muchos analistas que se consideran conspicuos solo porque aparecen en la radio y televisión.

Todo lo relacionado a Meade Kuribreña ha sido difundido en la mayoría de los medios informativos y de ahí la importancia de lo que el senador Robledo Aburto dijo desde la tribuna durante la comparecencia de Meade ante el pleno para la glosa del quinto informe de gobierno de Peña Nieto.

Aquí las palabras textuales del legislador: Señor Secretario Meade, bienvenido al Senado. No sé si usted lleve la cuenta, pero ésta es la novena vez que acude al Senado de la República a rendir cuentas sobre alguna de sus responsabilidades en el Gobierno Federal.

-Dos veces vino aquí para que fuera ratificado en alguna Subsecretaría de Hacienda.

-Dos veces vino aquí como Secretario de Relaciones Exteriores.

-Una vez como Secretario de Desarrollo Social.

-Ésta es la tercera vez que acude al Senado como Secretario de Hacienda.

Es un buen récord, la verdad.

Y no sólo eso. Fíjese, usted forma parte de un redusídimo club de secretarios de Estado en México que han logrado ser titulares de la misma dependencia en dos sexenios seguidos. Ahí están los nombres de Salomón González Blanco, de Antonio Ortiz Mena, de Jesús Silva Herzog, de Carlos Rojas.

Es usted, además, el mexicano que más veces ha desempeñado el cargo de Secretario de Estado. Es un buen récord.

Y entonces uno se pregunta: ¿Pues qué tiene este señor Meade?, ¿por qué anda ahora en boca de todos y les genera sentimientos encontrados? A ver, yo quiero dejar algo muy claro, no se duda de su formación académica, no se duda de su honorabilidad o su seriedad. Es muy común escuchar que es usted un funcionario eficiente, confiable, un funcionario honesto. Yo lo felicito.

Destaca usted en un gabinete por encima del “Sr. del Socavón”, del “Sr. Que No Sabe ler”, del “Sr. Cuñado del Huachicol”, del “que llegó a aprender” y del “que ya no va a ser”.

Pero nada, nada de todo lo anterior es lo que a mí me llama mi atención. Lo que a mí me llama mi atención que sea usted, en el mundo, quizá el único Secretario o Ministro de Hacienda o de Finanzas que ha servido en el mismo cargo para dos partidos políticos diferentes.

Yo no sé si alguien podría imaginar a la Primera Lord del Tesoro Margaret Thatcher sirviendo a un gobierno del Partido Laborista; o a Lagarde con el Partido Socialista Francés; o incluso al Doctor Guevara de la Serna como presidente del Banco Central de Cuba en el régimen de Batista.

No. Entonces hay algo que se revela, distinto y más relevante, ¿qué es?

Pues es un secreto a voces, una realidad impuesta desde hace años: El PRIAN existe, el PRIAN gobierna, el PRIAN tiene un plan para mantenerse en el poder.

La de hoy parecía que no es una comparecencia, es más bien como un Deja Vu, un Deja Vu del 19 de septiembre del 2012. Usted, señor Secretario, en esa fecha, también vino al Senado, también era presidente del Senado mi amigo el senador Ernesto Cordero.

Lo único diferente es que Calderón era presidente de la República y los que hoy le aplaudieron mucho, lo vinieron a criticar, y algunos de los panistas que hoy lo van a criticar, aquel día no se cansaron de aplaudir.

¿Y usted sabe qué otra cosa no había cambiado? La economía de la gente estaba igual de mal. ¿Sabe qué era idéntico?, nos vino a dar también una serie de pretextos externos para el mal desempeño económico del país.

Entonces era la crisis financiera, ahora va a ser el precio del petróleo, o que si Trump está intentando renegociar o cancelar el TLC.

Pero, además, ¿sabe qué era igual? También nos dio un informe de la macroeconomía del país, ésa que ve los números grandes, pero ve a la gente pequeña.

En unos momentos más vamos a ver un desfile de matraca económica priista y un esfuerzo desesperado del PAN por desmarcarse de usted. Rebeldes y cerillos; to Meade or not to Meade, ésa es la cuestión.

Pero todo esto, todo, termina siendo una simulación, porque el plan del PRIAN es simular la alternancia, hacer como que todo cambia para que todo siga igual. El PRIAN quiere sacrificar a la democracia a favor del mercado. Que cambie el partido político, ¡qué importa! Pero no me toquen al modelo económico. El PRIAN como el gran guardián de las cosas como están.

Ese modelo que añora un bipartidismo es posible porque ambos partidos políticos se vaciaron de ideología y se llenaron de intereses. Bastó que el PRI abandonara su proyecto de Nacionalismo Revolucionario y que el PAN dejara atrás la patria ordenada y generosa.

Los herederos de Reyes Heroles convertidos en Duartes y los herederos de Gómez Morín transformados en Padrés.

Llena de razón tiene la boca quien dice que son lo mismo, que son igual, zutanos y menganos, dos partidos con la misma política económica son igual a nada.

Entonces, vemos cuáles son los resultados económicos de los 17 años del PRIAN.

Según la OCDE, El PRIAN ha construido uno de los dos países más desiguales de todos sus miembros, en el que el 10% más rico de la población gana 20 veces más que el 10% más pobre.

OXFAM afirma que de 2007 a 2012 creció en un 32% la cantidad de millonarios en México.

Bajo este modelo, tomaría 120 años reducir la brecha de desigualdad.

Mientras el PIB per cápita crece entre 1 y 2% anual, el de los 16 mexicanos más ricos se multiplicó por 5%.

La acusación no es sobre incompetencia del PAN, sino su injusticia y su desigualdad.

Según el CONEVAL, en 17 años, 300 mil personas más cayeron en pobreza alimentaria y 12.2 millones de personas más cayeron en pobreza patrimonial.

Y en los últimos 8 años lograron que 2.7 millones de personas más vivieran por debajo de la línea de bienestar mínimo, dando un total de 21.4 millones de personas pobres en el país.

Ése es el modelo económico del PRIAN, que quieren que prevalezca y que quieren que se mantenga en el país, “no crecemos, pero no es nuestra culpa”.

Entonces yo quisiera preguntarle una serie de preguntas muy concretas, muy breves que son las mismas preguntas que hace cinco años le preguntó otro senador aquí mismo en este Senado y que usted no contestó.

La primera: la gente se pregunta, decía este senador de la República que además es un gran economista, la gente se pregunta cuánto explica el bajo crecimiento del PIB la inseguridad que prevalece en el país.

La gente se pregunta: ¿Cuánto explica el mal desempeño económico el incremento de los impuestos cuando había que reducir impuestos?

La gente se pregunta: ¿Cuánto explica la disminución de los apoyos al campo cuando había que fomentarlos?

La gente se pregunta: ¿Cuántos se explica por el cierre de instituciones de la banca de desarrollo y la disminución de la inversión productiva, cuando en una crisis se requiere lo contrario?

¿Cuánto explica el trato presupuestal asimétrico que le da la Federación a los estados y el condicionamiento de los apoyos federales?

Y por último, ¿cuánto del bajo crecimiento económico lo explican las políticas procíclicas, como subejercicios o recortes en el gasto público, cuando había que aumentarlo?

Seis preguntas muy concretas que yo creo que hoy merecen una respuesta, son preguntas que le hizo el 19 de septiembre del 2012, mi compañero, el senador Manuel Cavazos Lerma. Esas preguntas no tuvieron respuesta y hoy yo creo que valdría la pena saberla.

Y decía Cavazos aquel día: Por cada punto que no crece el Producto Interno Bruto, 160 mil jóvenes se quedan sin empleo cada año, generando efectos indeseados, como el de los “ninis” y la emigración. En seis años, la cifra alcanza proporciones de preocupación. En 12, proporciones de angustia.

Yo le diría a mi compañeros, senador: y en 17 años, una crisis de régimen.

Por último, y por último, señor secretario, yo le quiero hacer una sola pregunta y usted podrá o no contestarla, está en todo su derecho. Pero mucho se ha especulado sobre su aparición en la boleta electoral el año que entra en la contienda presidencial.

Su trayectoria está en escrutinio y también estarán en escrutinio las decisiones que usted ha tomado, por eso me parece que sería muy interesante saber: Señor Secretario, ¿usted por quién votó usted en la elección para Presidente de la República del 2012?