Martes 10 de octubre del 2017

México confirma su vergonzoso primer lugar en embarazo de adolescentes

El senador sinaloense Francisco Salvador López Brito presentó un punto de acuerdo mediante el cual exhorta a la Secretaría de Gobernación y a la Secretaría de Salud a diseñar un programa de acción específico que contemple los lineamientos planteados en la Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo en Adolescentes (ENAPEA), y que cuente con presupuesto y reglas de operación específicos.

“La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), advierte que México ocupa el primer lugar en embarazos adolescentes entre los 35 países que la conforman” apuntó.

El presidente de la Comisión de Salud señaló que el Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática (Inegi) registró durante 2015 más de 400 mil nacimientos en madres con edades de 15 a 19 años, y más de 10 mil en menores de 15 años.

Destacó que de acuerdo con el Inegi, el estado al que representa, Sinaloa, estuvo entre los primeros siete lugares del país con mayor incidencia de embarazo en adolescentes en 2014, con una tasa del 22 por ciento. Puntualizó que en la entidad una de cada tres madres es adolescente.

Refirió que el embarazo en adolescente es un grave problema de salud pública, ya que nuestro país enfrenta una multiplicidad de problemas, como la educación sexual, promoción de la salud, condiciones sociales e información respectiva a métodos anticonceptivos, entre otros.

“El 25% de los adolescentes en el país ya tiene una vida sexual activa; sin embargo, casi la mitad de ellos no utiliza anticonceptivos en su primera relación sexual. Por ello, es necesario establecer una política pública transexenal y permanente, para prevenir eficientemente el embarazo adolescente, así como fortalecer las campañas de información para que lo jóvenes puedan aprovechar la existencia de métodos de prevención y anticoncepción” aseveró.

En el punto de acuerdo solicita también a distintas instituciones de salud, seguridad y de atención a la mujer, intensificar las campañas para informar a las y los adolescentes que pueden acudir a las unidades de salud de su comunidad a recibir consejería en materia de salud sexual y métodos anticonceptivos de forma gratuita.