Viernes 06 de octubre del 2017

La segunda mina más grande del mundo pisotea derechos de mexicanos

Por Guillermo Pimentel Balderas

La Mina el Peñasquito, ubicada en el municipio zacatecano de Mazapil fue tomada por los habitantes de diversas comunidades para pelear por su derecho al agua.

La mina de capital canadiense, El Peñasquito, está asentada en el semidesierto zacatecano, está acabando con el agua y los recursos naturales de la región arrasando cerca de 10 mil hectáreas e influido 30 hectáreas a la redonda, afectando a cerca de 30 mil habitantes.

En conferencia de prensa, José Narro Céspedes, dirigente de la Coordinadora Nacional Plan de Ayala (CNPA), acompañado de Felipe Pinedo Hernández, y los comisariados ejidales de El Vergel, El Rodeo y Melchor Ocampo, hizo un llamado a los Gobiernos Federal y Estatal para que atiendan la problemática que ha generado la mina y poner un alto en su actividad depredadora de la vida de esa región.

“Creen que somos chiquitos y orejones como los conejos (sic), que pueden llegar y hacer lo que quieran con México y los mexicanos. No, aquí tienen que respetar los derechos de la gente, aquí tienen que venir a dar un trato sustentable a la minería y las actividades empresariales, tienen que aprender a respetar los derechos de la gente”, subrayó Narro Céspedes en tono molesto y enérgico.

El dirigente campesino, dijo que “la mina canadiense, atenta contra la vida, contra los derechos humanos, contra el derecho al agua, el derecho a la tierra y el gobierno no dice nada porque los arreglan con prebendas mientras la gente padece”.

Así, exigió la intervención del Gobierno Federal a través de la Secretaría de Gobernación para atender el problema. Al respecto, apunto que se está construyendo una mesa de diálogo en la Secretaría de Gobernación, donde participen las dependencias que autorizan los permisos para perforar como es Conagua, la Secretaría de Economía, además de la CNDH, porque están violentando el derecho al agua.

Por su parte, el líder de la organización estatal de la CNPA en Zacatecas, Felipe Pinedo Hernández, afirmó que se decidió bloquear los trabajos de la minera, porque “desde 2009 se firmaron convenios de ocupación temporal de la tierra y a la fecha siguen causando estragos, donde los convenios se circunscriben a la exploración, al explotación, al usufructo de agua y de infraestructura agrícola y eléctrico, sin embargo, la empresa canadiense, paralelamente están agotando los pozos de agua, contaminando los mantos freáticos con minerales pesados, peligrosos y cancerígenos, como es el selenio, el mercurio y el plomo”.

Informó que la Minera Peñasquito, filial de la Compañía minera canadiense, GoldCorp, la segunda mina más grande del mundo, siendo una mina a cielo abierto, lo que conlleva altos niveles de contaminación en las comunidades zacatecanas aledañas a la mina, toda vez que utiliza alrededor de 43 millones de metros cúbicos de agua para limpiar sus minerales, ya que es la segunda en importancia en la producción de oro, plata, zinc y plomo.

Lo anterior, a decir del miembro de la Comisión Política de CNPA, es motivo para “bloquear este monstruo minero en el semidesierto norte de Zacatecas para exigir que dejen de agotar los pozos de agua potable, toda vez que han agotado el agua de cuatro comunidades del municipio de Mazapil, Cedros, Los Charcos, Las Mesas y El Vergel”. No vamos a desbloquear la minera hasta que dejen de contaminar nuestras comunidades.

De la misma manera, la mina ha agotado pozos de riego agrícola en las comunidades de Matamoros, en el municipio de Melchor Ocampo, así como de Cedros y El Vergel y “agotaron un manantial de 10 litros por segundo que desde hace más de 200 años estaba en San Juan de los Cedros; han destruido parcelas, caminos, jagüeyes, bordos y abrevaderos. Están acosando a las comunidades y quieren entrar a la fuerza a terminar con 73 manantiales

“Han hecho estragos en el medio ambiente, destruyendo la flora y la fauna, han exterminado, en su parea de influencia, alrededor de 10 mil hectáreas, la víbora de cascabel, la zorra, el águila, el perrito de la pradera, el venado cola blanca”.

Al mismo tiempo que “han exterminado la farmacia viviente (sic) que es el semidesierto, que es la flora con la que se cuenta en la región”. Por ello, el dirigente de CNPA en Zacatecas, Calificó de ecocida a la Minera Peñasquito “pues está dando muerte a todo lo que toca en la región, por eso nuestras comunidades se encuentran bloqueando para exigir respeto al medio ambiente, respeto al territorio, respeto al agua, a la vida y que no lleguen e intenten someternos”.

Asimismo, informó que “por defender el territorio donde se asienta la mina, la empresa canadiense, interpuso demandas penales contra él mismo y los comisariados ejidales de El Vergel, Cruz Barrios por Delincuencia Organizada, por Secuestro, por Privación Ilegal de la Libertad, por Extorsión, por Daños a las Vías de Comunicación”. Al respecto, señalo que están preparados y no los asustan.