Domingo 05 de noviembre del 2017

Una vacilada y burla para el pueblo el Seguro Popular porque carece de especialistas y medicinas

A 13 años de su creación, el Sistema de Protección Social de Salud (Seguro Popular) no ha dado resultados a nivel nacional, ya que no hay suficientes médicos especializados ni medicinas en los hospitales, lo que genera cierre de farmacias, coincidieron diputados de la Comisión de Salud que preside el diputado panista Elías Octavio Iñiguez Mejía.

Durante una reunión de trabajo con el Comisionado Nacional del Seguro Popular, Antonio Chemor Ruiz, los legisladores mencionaron algunos problemas que enfrentan los afiliados: no hay placas para imprimir tomografías, tampoco se realizan cirugías y existe sobrepoblación de pacientes en todos los hospitales.

La legisladora Rocío Díaz Montoya (PRI) expresó que, en especial, una de las situaciones que más afecta el funcionamiento del Seguro Popular es la falta de doctores. “Cuándo un médico es sindicalizado, también afecta el servicio, porque por ese motivo ya no quieren hacer nada”.

Verónica Muñoz Parra (PRI) reconoció que el Seguro Popular adolece de “muchos vicios y fallas”, pero también tiene un gran ejército de hombres y mujeres que trabajan en todos los estados. También priista, Rosalina Mazari Espín comentó que “se está vendiendo la medicina a los pacientes”.

El legislador Pablo Elizondo García (PRI) felicitó al funcionario porque el Seguro Popular ha cambiado el panorama a miles de mexicanos. El diputado Pedro Luis Noble Monterrubio, también priista, consideró que falta mucho por hacer, y aunque el Seguro Popular es muy joven, tiene controles de transparencia y fiscalización muy estrictos.

Del PAN, el diputado Jesús López Rodríguez comentó que en Guasave, Sinaloa, no hay especialistas ni medicinas; las farmacias están cerradas, no se realizan cirugías y no existen las placas para imprimir tomografías y radiografías.

Su compañera de bancada, la legisladora Teresa Lizárraga Figueroa, opinó que se deben incluir más padecimientos en los gastos catastróficos del Seguro Popular. Se debe buscar que la economía se refleje en una ampliación en estos gastos, agregó.

También del PAN, Leticia Amparano Gamez expresó que el Seguro Popular dejó fuera la salud mental. “Ha sacado de sus causas la hospitalización de trastornos graves como psicosis y depresión bipolar”.

Consideró necesario asegurar la afiliación de los enfermos mentales como un grupo vulnerable, ya que por cada 10 familias en México, hay una persona con esas características.

Por el PRD, la diputada Eva Florinda Cruz Molina dijo que en Oaxaca las clínicas están cerradas porque existe escasez de medicamentos, además hay hospitales que se cayeron por el sismo del pasado 19 de septiembre. “Necesitamos equipo para que los hospitales funcionen”.

La legisladora Evelyn Parra Álvarez, también del PRD, planteó: ante la epidemia de embarazo en adolescentes, ¿qué está haciendo el sector salud para concientizar a los jóvenes? Su compañera de bancada, Araceli Madrigal Sánchez, consideró que falta presupuesto para el Seguro Popular y se puede ver en las condiciones deplorables de los hospitales y la falta de medicamentos.

También del PRD, Guadalupe Hernández Alcalá mencionó que en muchos hospitales los pacientes compran los medicamentos y no existen los aparatos necesarios para realizar radiografías. “En este tema estamos desfasados, porque hasta en los hospitales de segundo y tercer nivel se usa radiología convencional”.

De NA, la diputada Karina Sánchez Ruiz comentó que en Oaxaca las clínicas del Seguro Popular están cerradas. La diputada Rosa Alba Ramírez Nachis (MC) observó, no obstante, que este tipo de atención médica es buena para atender a la población que menos tiene. Cuestionó ¿por qué nace el esquema del Seguro Popular, sustentado en la estructura que ya existe?

El diputado Roberto Guzmán Jacobo (Morena) sostuvo que faltan recursos presupuestales para atender las enfermedades que cada día van en aumento. “No existen las condiciones para atender la salud, faltan medicinas, doctores, infraestructura; hay sobrepoblación en todos los hospitales”.

La diputada Refugio Trinidad Garzón Canchola (PES) indicó que es necesario que el Seguro Popular publique en su página de Internet y en redes sociales toda la información respecto a los derechos y obligaciones que brinda el instituto.

En su oportunidad, el comisionado nacional, Antonio Chemor Ruiz, refirió que el Seguro Popular se creó en 2004 y se enfoca en personas que no tienen acceso al ISSSTE, IMSS o cualquier otro tipo de servicio médico. Hoy es un seguro nacional que da la garantía a sus afiliados de atenderse en cualquier entidad de la República.

Indicó que la falta de medicamentos se debe a que las entidades federativas no tienen un esquema de repartición eficiente, lo que genera que la medicina se quede por meses en las bodegas. Por ello, se creó el sistema de gestores, para garantizar que el fármaco llegue al lugar donde se necesita.

Aseguró que el Seguro Popular no tuvo reducción en su presupuesto. “Tenemos suficientes recursos para hacer frente a los compromisos”.

Al explicar cómo funciona el Sistema de Salud, detalló que los recursos que se le asignan cada año en el Presupuesto de Egresos de la Federación se distribuye en remuneraciones al personal, 40 por ciento; adquisición de medicamento, 30 por ciento; acciones de promoción, prevención a la salud y gasto operativo de las oficinas en cada entidad federativa, 20 por ciento.

Mencionó que en 2004 habían 5.3 millones de mexicanos afiliados y para 2014, que fue la punta más alta, eran 57.3 millones, y a partir de esta fecha ha disminuido, debido a que dieron de baja a todo el que contaba con otro tipo de seguro médico.

“En esta depuración, el año pasado se redujo el número de afiliados en 2 millones 146 mil y este año en millón y medio, por eso la disminución; además, prácticamente no hay mexicanos que no tengan una protección para atender su salud”, añadió.

Comentó que cuentan con un padrón cruzado en línea con el que el sistema revisa que la persona que quiera afiliarse al Seguro Popular no tenga otra derechohabiencia. También, tienen el sistema de portabilidad, con el que se brinda atención médica a la persona que cuente con IMSS, ISSSTE o cualquier otro seguro, y después la cobran al seguro que pertenece.

Chemor Ruiz detalló que el catálogo universal de servicios de salud ha creciendo. Cuenta con 660 medicamentos y atiende mil 663 enfermedades, a las que se suman 61 adicionales del Fondo de Gastos Catastróficos, como cáncer cervicounterino, de próstata, de mama, testicular y tratamientos de VIH-Sida.

Cada año, se destinan más de tres mil 52 millones de pesos para atender a pacientes de VIH-Sida. Este año se abrieron a más de 96 mil con esta enfermedad; en cuidados intensivos neonatales, de 2013 al 2017 se conocieron más de 89 mil casos, lo que representa 4 mil 222 millones de pesos.

También se ha dado atención a niños y adolescentes con cáncer, transplantes, trastornos quirúrgicos, alteraciones metabólicas y problemas cardiovasculares.

Asimismo, a partir de diciembre de 2006, con la creación del Seguro Médico Siglo XXI, se pagan todas las enfermedades de niños de cero a cinco años. “Es una gran protección para estos niños, ya que cualquier enfermedad que tengan, se paga por este programa, incluso si hay continuidad en un niño que sigua enfermo y va más allá de los cinco años de edad, se le sigue pagando”.

Mencionó que los mecanismos de transparencia y rendición de cuentas se han fortalecido de manera importante.

Posteriormente, la Comisión aprobó la opinión con respecto al Presupuesto de Egresos de la Federación 2018 del ramo 12 de salud, en el cual solicitan incrementos para los programas salud materna, sexual y reproductiva; Prevención y Atención del VIH Sida, Prevención y Control de Enfermedades, y programa de vacunación.