Martes 14 de noviembre del 2017

Resolver los problemas de la seguridad nos exige actuar a todos con corresponsabilidad: EPN

Al clausurar hoy el 6º Foro Nacional “Sumemos Causas. Por la Seguridad, Ciudadanos + Policías”, el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, afirmó hoy que encarar el reto de la seguridad en el país obliga a todas las instituciones del Estado mexicano a actuar con corresponsabilidad.

Resaltó que resolver los distintos problemas de la seguridad “nos exige el actuar de todos, todos en un mismo sentido, todos actuando con corresponsabilidad, demandando y haciendo, demandando y dando, porque sólo así podremos alcanzar el México de paz que todos queremos”.

El Primer Mandatario subrayó que desde el inicio de su Administración como Presidente de la República asumió, como uno de los ejes centrales, “trabajar por un México en Paz, poniendo este tema en la agenda central del Gobierno de la República”.

Recordó que en esta Administración, en materia de justicia, transitamos al nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio. “A este Gobierno correspondió hacer la mayor inversión pública en lo que fue la concreción de este nuevo modelo de Sistema de Justicia Penal. Fue en este Gobierno donde se aceleraron los trabajos para preparar a las instituciones del Estado mexicano para este cambio paradigmático”.

Añadió que lograr la eficacia en la entrada en vigencia del nuevo modelo de justicia no ha sido fácil, sino ha significado un enorme reto. “Aquí sí me pronuncio como Presidente de la República, en absoluto respaldo a la vigencia plena de este Sistema de Justicia Penal Acusatorio, porque creo en él, porque es parte de las mejores prácticas internacionales, que incorpora la oralidad, que incorpora la celeridad en los procesos, la transparencia de los mismos; porque también exige, por supuesto, mayor habilidad y capacidad desarrollada por las instituciones encargadas de procuración de justicia y de administración de justicia”, expresó.

Señaló que ante la entrada en vigor del nuevo Sistema de Justicia Penal en donde nuestro compromiso debe estar “en actuar con responsabilidad y con enorme corresponsabilidad, porque esto no sólo debe ser tarea de una sola entidad, un solo orden de Gobierno o un solo Poder, sino de todos los que están involucrados en que este modelo realmente funcione, y funcione adecuadamente”.

El Titular del Ejecutivo Federal reconoció que, lamentablemente, “en puntos muy particulares de nuestra geografía nacional la violencia se ha convertido prácticamente en algo cotidiano y común. El enfrentamiento entre integrantes de distintos grupos armados verdaderamente se ha vuelto un escenario de todos los días en varias regiones del país”.

El presidente Peña Nieto dijo que en su Gobierno se estableció “una estrategia que nos ha permitido robustecer a las instituciones que tiene el Estado mexicano, particularmente en materia de prevención policiaca y de procuración de justicia”.

“No obstante, hay que decirlo, no estamos aún satisfechos, nos falta mucho por lograr todavía. Sí tenemos hoy mejoras en las condiciones que tienen nuestras policías, pero todavía no son suficientes. Hemos logrado que tengan mejores salarios, que tengan mejores prestaciones, particularmente para la vivienda, y aun así estamos todavía lejos de encontrar la condición óptima para el buen desarrollo policiaco”, expresó.

Resaltó que, “hay que reconocerlo, se ha neutralizado a 108 objetivos, delincuentes de alta peligrosidad, de los 122 que el Gobierno al inicio tenía identificados como personas que ponían en riesgo la seguridad del país, los líderes de las grandes organizaciones criminales”.

Destacó que “el tema de la seguridad debe seguir siendo de la más alta prioridad para el Gobierno, que es el principal responsable, y para la sociedad misma. Hoy estamos llamados a prestarle, más que nunca, una mayor atención, sobre todo ante las cifras objetivas que parten de denuncias realizadas, que parten de los trabajos que las procuradurías de justicia del país llevan a cabo y la estadística que se levanta a partir de ahí para reconocer que, efectivamente, en los primeros tres años de esta Administración logramos ir reduciendo de forma importante la comisión de varios delitos”.

Añadió: “reconocimos también que en 2016 y 2017 han sido años donde lamentablemente la delincuencia y la inseguridad han cobrado nuevamente mayores espacios”.

Lamentó que “a veces se escuchan más las voces que vienen de la propia sociedad civil que condenan, que critican y que hacen bullying sobre el trabajo de las instituciones del Estado mexicano”.

“Escuchamos, muchas veces, las voces que con valor y valentía son críticas a los esfuerzos vanos e ineficaces en el combate a la inseguridad, y muy pocas voces escuchamos cuando hay algo digno que reconocer en la tarea de las fuerzas de seguridad pública, en la tarea de las Fuerzas Armadas, que tienen que actuar cada vez con protocolos de mayor rigor, con absoluto respeto a los derechos humanos, y cuando se pone en duda que lo hayan hecho, nadie sale a hablar por ellas, nadie sale a defenderlas, nadie habla, respalda y apoya la buena actuación de las policías; las dejamos solas, las abandonamos”, mencionó.

Afirmó que acudió al Foro “para recoger la crítica de la sociedad civil, porque tiene razón: “no hemos llegado a las condiciones de seguridad a las que aspiramos, y por el contrario se está revirtiendo, pero también para hacer un llamado a que si la sociedad civil como lo merece y lo hace, - para demandar hay que dar-, y debe estar dispuesta a dar y a reconocer cuando hay una buena actuación, cuando se logran objetivos deseados”.

El Primer Mandatario refirió que “si no nos ocupamos de realmente motivar el buen desarrollo de nuestras corporaciones policiacas y de los ámbitos de procuración de justicia, difícilmente llegaremos al objetivo de tener un México en paz y con tranquilidad”.

Añadió que “en esta asignatura de la seguridad hay mucho por hacer; es un tema que tiene hoy vigencia, es un tema crítico del momento, es un tema en el que nuevamente hay que llamar la atención de todos, pero todos tenemos que abonar y tenemos que aportar”.

Reiteró la importancia de “reconocer lo bueno, enriquecer lo que hace falta y aportar las ideas que nos permitan realmente tener el mejor entramado para hacerle frente a la delincuencia organizada”.

“Sancionemos a aquellos que no cumplan con su tarea; veamos, exhibamos en las entidades federativas los gobiernos que han sido eficaces y los que no lo han sido. Trabajemos poniendo nuevamente en nuestro centro de atención el tema de la seguridad. Lo está porque, es cierto, las cifras no son nada alentadoras, pero tampoco son alentadores los esfuerzos que entre Gobierno y sociedad hemos alcanzado, y mucho podemos hacer todavía en favor de esta causa”, dijo.