Jueves 16 de noviembre del 2017

Que el Estado debe recuperar el poder que ha cedido a delincuentes

Isabel Miranda de Wallace alertó una vez más sobre las estrategias defensistas que secuestradores y otros delincuentes utilizan para evadirse de la justicia. Muchos de ellos han encontrado un nicho en la Ley General de Tortura y en los criterios de muchos jueces que por desconocimiento o falta de pericia no investigan la tortura de manera adecuada.

Pareciera que decirse torturado es sinónimo de libertad, ya que la prueba denominada Protocolo de Estambul que es un elemento para determinar si existió o no tortura no se aplica de acuerdo a los estándares internacionales. En la práctica cualquier médico o psicólogo, a elección del detenido que argumente tortura, pueden emitir un dictamen que evidentemente saldrá positivo y con ello abrir la puerta para que su cliente sea liberado.

Por ello hacemos un atento llamado a la Suprema Corte de Justicia para que se establezcan criterios que exijan a los jueces realizar una investigación seria y sustentada para determinar si existe o no tortura, no podemos permitir que esto se siga dejando en manos de médicos y psicólogos; además de que el Protocolo de Estambul debe ser IRREPETIBLE y practicado por autoridades certificadas.

Exigimos que se detengan los pases de impunidad para quienes tanto dañan a la sociedad.

Por lo que hace al secuestro en el mes de octubre se registraron las siguientes cifras:

10,242 secuestros en la presente administración

135 secuestros en octubre 2017, la cifra se mantiene igual que en septiembre 2017.

146 víctimas en el mes de octubre 2017

Disminución de 15.6% respecto a las víctimas de septiembre 2017 (173)

92 detenidos en septiembre 2017

Hay una disminución considerable del 52.8% respecto a los 195 que hubo en el mes de septiembre.

*Comportamiento del secuestro en los Estados de secuestros:

En octubre 2017 el secuestro aumentó en 11 estados, disminuyó en 11 y se mantuvo igual en 10 estados.

Con tristeza vemos una disminución de más del 52% de detenidos, perdimos lo ganado, al pasar de 195 en el mes de septiembre a 92 en el mes de octubre.

Estos altibajos reflejan que no existe una estrategia adecuada para erradicar este delito, aunado a la gran ineficacia que hay en el nuevo sistema de justicia penal y que repercute en la violencia que vive nuestro país.

No podemos sentarnos a escuchar los partes de guerra, es momento de exigir a nuestros gobernantes y autoridades comprometerse con acciones concretas para acabar con este flagelo.

Asociación Alto al Secuestro, A.C.