Domingo 05 de noviembre del 2017

La asociación Nacional de Alcaldes manda a freír chongos tricolores al PRI

En relación con el intento de consulta popular sobre mando mixto que propone el PRI en la Cámara de Diputados, señalamos que no compartimos esa posición por las siguientes consideraciones:

• La solución al problema de seguridad que aqueja al país, no se resuelve simplemente con esquemas tendientes a concentrar el poder, por ello bajo ninguna manera estaremos por desaparecer a todas las policías municipales del país, porque no se puede aseverar que las policías estatales o la federal sean mejor de las municipales simple y llanamente, sin una evaluación detallada de por medio.

• La estrategia de mando único que emprende el Gobierno de la República no ha dado resultado al día de hoy, ya que de acuerdo con la OCDE, México tiene el menor desempeño en seguridad y corrupción entre los países miembros, al contar con 35 puntos de un promedio de 70.

Por mencionar algunas cifras, en el año 2016 el costo de la inseguridad para los mexicanos fue de 236 mil millones de pesos, lo que representa 5 mil 905 pesos por persona y el precio de la corrupción en nuestro país se estima en aproximadamente 347 mil millones de pesos.

De acuerdo a lo señalado en el quinto informe de gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, a partir de 2015, se inició la firma de convenios para la implementación del modelo policial único, y a junio de 2017 el 72.1 por ciento de los municipios del país opera o cuenta con Mando Único, esto significa que el 78 por ciento de la población vive en municipios donde la seguridad opera bajo este esquema. De las 32 entidades federativas, 28 han firmado convenios de colaboración para su implementación.

• La inseguridad en el país va en aumento pese a la implementación del mando único es así que las cifras del Semáforo Delictivo indican que el año 2017 es el más violento de la última década, para octubre del presente, sumaban 13 mil 513 ejecuciones y 18 mil 505 homicidios. El desaparecer el estado de fuerza municipal no resuelve en absoluto el problema.

• Los municipios del país tienen diversa composición poblacional, institucional, socio -política y presupuestal, y no pueden ser tratados por igual, por eso donde la Policía Municipal sea buena y eficiente debe seguir funcionando, y cuando los municipios no pueden por su fragilidad institucional, los gobiernos estatales en forma subsidiaria apoyen a los municipios, en tanto se restablece la normalidad.

• En la ANAC estamos preocupados por la aplicación de una consulta dirigida a impulsar el mando único, y que en la realidad no ha demostrado efectividad para hacer frente a la delincuencia.

• Consideramos que debe ser con base a evaluaciones técnicas y no políticas, como se debe decidir cuándo se debe de intervenir para ayudar a los municipios en el tema de seguridad, con evaluaciones públicas de cara a los ciudadanos, y no a conveniencia del gobernante en turno que busque concentrar el poder.