Jueves 09 de noviembre del 2017

Fragmentación del sistema nacional de salud requiere de una “cirugía mayor” y una verdadera reforma

*“No hay algo que afecte tanto la salud como la pobreza y la ignorancia”, admite

*Afirma que el cáncer es uno de los grandes problemas que tiene México, porque genera más de 80 mil defunciones al año

Ante diputados, el secretario de Salud, José Narro Robles, sostuvo que la fragmentación del sistema de salud en México es una de las deficiencias y debilidades que tiene que remediarse. “Se requiere una cirugía mayor y una verdadera reforma que permita tener un auténtico servicio nacional de salud; con los recursos e infraestructura que tenemos podemos y debemos hacerlo”.

El funcionario federal afirmó que se debe hacer una profunda revisión de la Ley General de Salud para contar con un ordenamiento integral y completo, que responda a las nuevas necesidades. Mencionó que elabora una propuesta completa “porque hay muchas cosas que se deben corregir normativamente, darles el rango legislativo que se requiere para garantizar que los recursos se usan debidamente, se rindan cuentas y haya transparencia en su manejo. Sobre el desvío de recursos públicos en el área de salud, “nos tenemos que inconformar y molestar porque se afecta directamente a personas. Se han presentado 52 denuncias penales por no comprobación y que estamos analizando el caso de Jalisco, en donde ya hay una denuncia previa”, informó.

En su comparecencia con diputados integrantes de la Comisión de Salud, con motivo de la Glosa del Quinto Informe de Gobierno, Narro Robles aseguró que la salud es una de las prioridades de la actual administración federal, con logros y desafíos.

El titular de Salud sostuvo: “reconozco los errores, las carencias, las faltas, pero también pondero lo mucho que durante muchos años y con el trabajo de muchas generaciones se ha conseguido en el sector. Tenemos que fortalecer el sistema de salud”.

Manifestó su convicción de seguir usando adecuadamente los recursos, rendir cuentas, dar servicios con calidad y sentido humano.

“Sé que hay pendientes, pero se ha hecho un esfuerzo extraordinario y en el gobierno actual se han formalizado a más de 65 mil trabajadores. No hay algo que afecte tanto a la salud como la pobreza y la ignorancia”, subrayó.

Reconoció que se ha hecho un esfuerzo para incrementar los recursos en materia de salud y en los servicios para la población no derechohabiente en últimos años, mediante el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF), “pero siempre hacen falta más”.

Afirmó que uno de los desafíos que debe atenderse es la diabetes, al ser uno de los más graves problemas que enfrenta el país. De 2015 a 2016 se registraron 7 mil defunciones adicionales, “es sin duda la patología que más incrementa el número de muertes y causa la pérdida de años y calidad de vida”; a raíz de ello, hace un año se hizo la Declaratoria de Emergencia Epidemiológica.

Hay necesidad de hacer esfuerzos adicionales en el sector público de salud a través del uso eficientes de recursos y atender los pendientes en la transición demográfica y epidemiológica, como el sobrepeso y obesidad; insuficiencia renal; enfermedades del corazón; cáncer; salud mental y adicciones.

Por supuesto “no quitar el dedo del renglón para eliminar el embarazo infantil y controlar el adolescente. Se deben intensificar las acciones para reducirlos, cuya incidencia alcanzó el año pasado la cifra más baja desde 1986 y 1985, respectivamente. Hay un camino muy largo, pero sin duda la estrategia del gobierno federal está funcionando, aunque todavía preocupan las cifras”.

Narro Robles sostuvo que se tienen que redoblar esfuerzos preventivos contra el cáncer, el cual se presenta en todos los sectores y grupos de edad generando muerte.

Sobre las contingencias que provocaron los sismos de septiembre pasado, reconoció el esfuerzo extraordinario de todo el sector salud del país; un sinnúmero de profesionales ha permitido avanzar en la atención a los problemas.

También indicó la importancia de las reformas estructurales impulsadas por la actual administración pública federal, las cuales no hubieran sido posibles de no contarse con el apoyo de los partidos políticos, de la Cámara de Diputados, del Senado y legislaturas locales. Éstas alentarán que en 2030, México sea una de las nueve economías más grandes del mundo.

Durante la primera ronda de preguntas y respuestas, la diputada Refugio Trinidad Garzón Canchola (Encuetro Social) preguntó por el presupuesto y el incremento a programas de prevención, promoción y fomento de la salud, especialmente en materia de vacunación. Pidió dar un enfoque más preventivo y mayor inversión en atención primaria, para garantizar el acceso efectivo a servicios de salud a toda la población y ampliar la cobertura.

La diputada Karina Sánchez Ruiz (Nueva Alianza) exhibió que uno de cada cinco nacimientos corresponde a una mujer de 19 años o menos, lo que acusa que la estrategia nacional para prevención del embarazo en adolescentes, a pesar de los recursos invertidos, no ha dado los resultados esperados y México es el país con la tasa más alta de la OCDE. Preguntó por las acciones a implementar para mejorar la estrategia.

Enseguida, la diputada Victoria Mercado Sánchez (MC) cuestionó la fragmentación del sistema de salud, que representa varios retos en términos de equidad en acceso y calidad de servicio. Asimismo, se refirió a las denuncias por desvío de recursos en Jalisco en el sector. “Hoy es la oportunidad que tenemos para que nos dé respuesta de lo que ocurrió y cómo solucionaríamos, qué soluciones daríamos”.

Del PVEM la diputada Sharon María Teresa Cuenca Ayala inquirió sobre el Sistema de Protección Social en Salud y cómo pueden los Poderes Ejecutivo y Legislativo, trabajar de manera conjunta para hacer la prevención adecuada de los actos de corrupción y el desvío de recursos.

Del grupo parlamentario de Morena, la diputada Blanca Margarita Cuata Domínguez preguntó por las denuncias y los miles de millones de recursos que han sido desviados; por los entes o lugares donde se ha detectado el mayor desvío; la manera en que se ha efectuado la operación de los sistemas de salud con la corrupción al interior y lo que se está haciendo para remediarlo.

Del PAN, el diputado Jesús Antonio López Rodríguez cuestionó el uso de recursos para integrar a los trabajadores al sector formal de la economía, ya que se ha incurrido en subejercicios en los presupuestos 2015 y 2016; en el presente año se “asignaron 3 mil 300 mdp a nivel nacional y en Sinaloa no se ha utilizado un solo centavo y está por terminar 2017”. Los trabajadores de salud no están integrados al esquema formal laboral, no reciben buen sueldo ni atención médica, sus familiares también están excluidos.

La diputada perredista, Eva Florinda Cruz Molina, solicitó al secretario de Salud cumplir el compromiso hecho a principio de año, para destinar 400 millones de pesos al Hospital de la Mujer en Oaxaca; a más de 15 años de su existencia no ha empezado a operar.

La diputada Sylvana Beltrones Sánchez (PRI) refirió la entrada en vigor del Registro Nacional de Cáncer con base poblacional para fin de año y la emisión del reglamento de operación a más tardar en febrero de 2018; ambos servirán para tener un panorama real de la enfermedad, con datos certeros sobre número de casos, diagnósticos y tratamientos. Ante ello, preguntó “¿qué elementos institucionales operativos y presupuestales visualiza para la puesta en marcha del registro en óptimas condiciones?”.

Al responder, Narro Robles, señaló que el IMSS y el ISSSTE cubren aproximadamente a 75 millones de personas, y en el Seguro Popular hay registrados cerca de 53; sin embargo, subsiste problema de duplicaciones, “pero se está haciendo un esfuerzo para eliminarlas”. Señaló que el país tiene un amplio sistema de vacunación que ha permitido aplicar más de 400 millones de dosis con una inversión de poco más de 30 mil millones de pesos en compra de vacunas.

El secretario de Salud afirmó que en 2016 se alcanzaron las cifras más bajas en el número de nacimientos entre niñas y adolescentes desde 1986. Defendió la estrategia; “está funcionando, ha habido reducción pero no podemos cantar victoria”.

Dijo que se echó en marcha el programa “Salud en tu Escuela”, para secundarias y bachillerato. Se incrementó a mil 800 el número de servicios amigables para adolescentes, planteó trabajar con las familias para contribuir a la información, además de ajustar el marco jurídico, que no está completamente alineado.

José Narro reconoció que se han encontrado problemas en cuanto a desvíos y falta de comprobación; “nos preocupa y tomamos acciones preventivas, se revisan en el Consejo nacional de Salud y con la Auditoría Superior de la Federación y no sé cuántas denuncias haya, se deben revisar los temas periódicamente y desvío que encontremos lo denunciaremos; falta de comprobación dará lugar a denuncia para que se aclare”.

Garantizó que “los recursos se aplican como debe ser. Es verdad, faltan más. El problema es que las entidades federativas han seguido contratando en condiciones anómalas y tenemos que parar eso, porque eso no puede ser, porque si no nunca va a parar. Ahora ya nada más faltan 77 mil trabajadores por contrato y la Federación, lo que ha hecho, es cumplir con sus responsabilidades”.

El titular de Salud aseguró “tomar nota” de la demanda para que el Hospital de la Mujer entre en actividad nuevamente en Oaxaca. Refrendó el compromiso del gobierno federal por atender las necesidades de los ciudadanos en todas las entidades afectadas por los sismos.

Narro Robles celebró que México tenga un registro poblacional sobre el cáncer. Se ha trabajado junto con el Instituto Nacional de Cancerología, “vamos a tener las reglas de operación y contar con los recursos necesarios para garantizar que va a funcionar de manera adecuada”.

Externó su convicción de que este mecanismo sea de gran utilidad para valorar las acciones preventivas e identificar la mejor atención médica y curativa. “El cáncer es uno de los grandes problemas que tiene nuestro país. Más de 80 mil defunciones al año”.