Martes 28 de noviembre del 2017

Critica senador de MoReNa la forma en que Peña destapó a Meade Kuribreña

El senador Miguel Barbosa Huerta sostuvo que el anuncio realizado por el presidente Enrique Peña Nieto para destapar a José Antonio Meade como precandidato a la Presidencia de la República es propio de un partido que no evolucionó en su regreso al poder y el hecho de designar a un candidato no priista, es una afrenta para la férrea tradición política del PRI.

Además, el vicecoordinador político del Grupo Parlamentario del PT-Morena declaró que este destape no lo hizo el presidente Enrique Peña Nieto sino el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray Caso, por un acuerdo con Estados Unidos.

“El verdadero destape fue hecho por Luis Videgaray y fue un acuerdo con Estados Unidos. Luis Videgaray se ha vuelto el representante de Estados Unidos en México”, dijo.

En entrevista, Miguel Barbosa comentó que esta situación tiene en serias preocupaciones a un sector del PAN que simpatiza con el ex titular de la Secretaría de Hacienda.

El senador poblano subrayó que no hay confianza de parte de las élites sobre el candidato que pudiera elegir el PAN, ni en Ricardo Anaya por su enorme deterioro y desgaste político, ni en Rafael Moreno Valle, quien tuvo un gobierno con una enorme corrupción, despotismo y autoritarismo en Puebla.

“Sin duda que Meade pone en aprietos a un segmento o a un sector del panismo”, dijo.

Respecto al nombramiento de José Antonio González Anaya como nuevo secretario de Hacienda, el senador poblano comentó que se trata de otro neoliberal que está instalado en el gobierno desde la administración Felipe Calderón y que hoy continúa con Enrique Peña Nieto.

Advirtió que José Antonio González Anaya al frente de la SHCP tendrá la labor de proteger la macroeconomía y sujetar la economía al mercado y a los designios del sistema financiero internacional y el tesoro americano.

“Con él habrá gasolinazos el año que viene, con él habrá aumento al gas, con él habrá todas las políticas de choque para que se mantengan los números del control macroeconómico”, añadió.

Por otro lado, Miguel Barbosa subrayó que al Gobierno se le acabaron los nombres útiles para ocupar los cargos importantes, por eso permitirá que un subdirector sea el nuevo director de Pemex, y advirtió que lo mismo puede suceder en el caso del Banco de México y en la Fepade.

“Entonces va a haber cambios, de aquí a fin de año se van a acomodar las fichas, pero para hacer lo mismo, para servir a los mismos intereses y para poder preparar una estrategia que oriente a hacer lo que sea necesario para mantener el poder público”, concluyó.