Jueves 30 de noviembre del 2017

Buscan endurecer la ley para para castigar con rigor a los tramposos electorales

Ante la creciente evidencia de corrupción y donaciones de dinero no reguladas para las campañas políticas que influyen indebidamente, socavando la imparcialidad de los procesos electorales, y a la víspera de los comicios de 2018, el senador Celestino Cesáreo Guzmán presentó una propuesta de modificación a la Ley General en Materia de Delitos Electorales.

A nombre propio y de la senadora Angélica de la Peña Gómez, planteó sancionar a quien participe en la creación de estructuras paralelas de financiamiento o de personas morales, antes o durante el proceso electoral con el propósito de proveer de manera ilícita de recursos, bienes o servicios, gestionar pagos o hacer transferencias a las campañas de partidos y candidatos.

A quien cometa dicho delito, se le aumentará hasta en una mitad más la sanción de mil a cinco mil días de multa y de cinco a 15 años de prisión, de acuerdo con la propuesta de los legisladores del Grupo Parlamentario del PRD.

La iniciativa con proyecto de decreto por el que se reforma el segundo párrafo al artículo15 de la Ley General en Materia de Delitos Electorales, se turnó a las comisiones de Gobernación y de Estudios Legislativos, Primera, para su análisis.