Jueves 21 de diciembre del 2017

Se intensifica en México mercado negro y tráfico ilegal de orquídeas

Por Guillermo Pimentel Balderas

Urge cerrarle el paso al tráfico y mercado de negro de orquídea en el país, pues están en riesgo de desaparecer 184 especies de las mil 300 plantas identificadas, por lo que es indispensable ir por la preservación de más especies en no más de 15 años para entorpecer el paso a las empresas extranjeras que lucran con la venta de la semilla mejorada a través del trabajo de sus genetistas.

Investigadores de la Universidad Autónoma Chapingo (UACh), trabajan en el Banco Nacional de Germoplasma de las orquídeas para su resguardo y preservación.

Asimismo, el laboratorio –y próximamente el Banco-, logró con el apoyo de la Rectoría de Chapingo -a cargo de Sergio Barrales Domínguez- a través del Programa de Extensión y Vinculación Universitaria; así como de la Fundación Rafael Gutiérrez A.C. cuyo presidente es Rafael Gutiérrez Alpizar, acordaron, además de la protección de la orquídea, reactivar la economía campesina.

El beneficio es para más de 2 mil 500 familias en la Sierra Norte de Puebla y a más de 200 negocios para que, en el corto plazo con la capacitación en la producción de orquídea, tengan un crecimiento económico de hasta el 200 por ciento por familia ya que dependiendo de la especie de orquídea su valor puede oscilar entre los 100 pesos y hasta los 3 mil pesos por maceta.

También, debido a que anualmente se descubren de 2 a 3 especies nuevas en un ambiente donde la sobreexplotación de bosques nos lleva a perder medio millón de éstos anualmente, ya se instaló el Primer Laboratorio único en su tipo en México del Cultivo In Vitro de Tejidos Vivientes de la orquídea, flor muy cotizada a nivel nacional y mundial.

En este orden de ideas y luego de un recorrido por dicho Laboratorio, instalado en la localidad de Cuautla del municipio de Huachinango, Puebla, Isaías Gil Vázquez, profesor-investigador de la Universidad Autónoma Chapingo precisó que en dicha localidad operará el Banco de Germoplasma el cual contará con todas las especies endémicas de México para que a través del laboratorio se realice la producción de éstas para lograr así su conservación y posteriormente reubicarlas en su hábitat.

Dichas acciones, dijo el investigador, son urgentes ya que no se puede detener la depredación de bosques y selvas de tal suerte que “de no hacerlo, en 10 o 15 años más desaparecerán las orquídeas por lo que debemos tener reservatorios especializados para plantas vivas para su mejoramiento genético”.

En entrevista, comentó que en México los estados donde se localizan orquídeas son Puebla, Colima, Jalisco y Chiapas por lo que el problema es complejo ante el creciente mercado negro y tráfico de orquídea en la que participan campesinos, productores, en un proceso de “saqueo por necesidad” usando a “niños mochileros que los sacan sin que se entere Profepa”.

De igual forma, dijo que en esta problemática se involucra el tráfico de orquídea hacia otros países por lo que es indispensable ir por la preservación de más especies en no más de 15 años para cerrarle el paso a las empresas extranjeras que lucran con la venta de la semilla mejorada a través del trabajo de sus genetistas.

Isaías Gil Vázquez, investigador de Chapingo indicó que este Laboratorio responde también a la coordinación con la Unión de Productores de Orquídeas de la Sierra Norte y a la necesidad de impulsar la protección y calidad de las plantas con transferencia de tecnología a los productores, incluidas la preservación de las especies nativas y comerciales.

Sostuvo que la visión es de apoyo a los sectores vulnerables del medio rural y la búsqueda de incentivos para las nuevas generaciones a fin de reducir los índices de migración ya que con este esquema se deja de lado el paternalismo gubernamental y se impulsa a los grupos productivos para darle valor agregado a sus plantas de ornato.