Viernes 8 de diciembre del 2017

Proponen que Peña Nieto sea juzgado por actos de corrupción y violación a la Constitución

El presidente de la República podrá ser acusado por los delitos de corrupción y cualquier violación a la Constitución y a las leyes que de ella emanen durante su encargo y hasta tres años después de concluido su mandato, propuso el senador Juan Carlos Romero Hicks.

En la sesión del pasado jueves, planteó una modificación para reformar los artículos 108, 110 y 111 y derogar el párrafo cuarto del artículo 111 de la Constitución, para que se incluya este delito como causal de procesamiento penal.

Dijo: “nunca más un subordinado debe exonerar a su jefe” -al referirse al ex secretario de la Función Pública, Virgilio Andrade-. Al introducir este ilícito señaló que el presidente en turno podrá ser sujeto de juicio político.

El senador panista consideró que con las modificaciones se pretende eliminar la impunidad y la inmunidad con la que se pretende esfumar cada administración.

Refirió que únicamente Venezuela, Cuba y México no tienen integrado este delito en sus legislaciones, no así en Brasil y Argentina, se han llevado ante la justicia a sus presidentes por hechos relacionados con la corrupción.

El proyecto de decreto se turnó a las comisiones unidas de Puntos Constitucionales, Gobernación y de Estudios Legislativos, Primera.