Jueves 21 de diciembre del 2017

Los desafíos de la migración y los albergues de México como oasis

*Estados Unidos endurece su política

*Sacude discurso de odio de Trump

*Triste Día Internacional del Migrante

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) señala que el endurecimiento de la política migratoria de Estados Unidos, el discurso de odio y la xenofobia han provocado que las personas migrantes vean a México como país de destino y oportunidad para alcanzar sus sueños, lo que se refleja en el aumento de solicitudes de visas humanitarias y de refugio, sobre todo en los estados fronterizos.

México está entre los cinco países con mayor número de migrantes, junto con India, Bangladesh, Rusia y China, y forma parte del principal corredor migratorio hacia los Estados Unidos de América, donde vive el 97.33% de los 12,027,320 mexicanos que se encuentran fuera del país.

Al presentar el Informe Especial “Los Desafíos de la Migración y los Albergues como Oasis: Encuesta Nacional de Personas Migrantes en Tránsito por México”, elaborado por la CNDH conjuntamente con el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM (IIJ-UNAM), el Ombudsman Nacional, Luis Raúl González Pérez, hizo un nuevo llamado de respeto a la universalidad de los derechos de las personas en contexto de migración, a la dignidad humana y al derecho que toda persona tiene de migrar sin limitación u obstáculo alguno.

En el marco del Día Internacional del Migrante –18 de diciembre—, destacó que el Informe forma parte de una causa común que es el rechazo a la criminalización de la comunidad migrante y a las conductas de discriminación, racismo, xenofobia y odio que hoy en día, en el concierto mundial, asedian a dicha población.

Acompañado por el Director del IIJ-UNAM, Pedro Salazar Ugarte; el Quinto Visitador General de la CNDH, Édgar Corzo Sosa; Gabriela Hernández, del Albergue Casa Tochán, y Mario Pérez, de la Casa del Migrante de Saltillo, González Pérez explicó que la realización de informes como éste no sólo se circunscribe a la visibilización de una problemática, sino a la exigencia de su atención como una prioridad del Estado mexicano ante sus compromisos en el concierto mundial y en congruencia con lo señalado por la Constitución Política.

Puntualizó que la Encuesta sobre Migración, base del Informe Especial, se integró a partir de 1,000 entrevistas aplicadas tanto a personas en contexto de migración como al personal que atiende los albergues y casas de migrante, y mediante criterios metodológicos rigurosos se obtuvieron testimonios de viva voz de quienes en los hechos son los actores de la migración en México.

Dijo que ese trabajo reveló que el principal flujo migratorio proviene de Centroamérica en 94.4% y reconfirmó que las principales causas de abandonar el lugar de origen son de naturaleza económica. El 46.6% de las mujeres entrevistadas expresó temor por su integridad física e incluso su vida de permanecer en su país.

Subrayó la gran labor que realizan albergues y casas del migrante, cuyo altruismo y generosidad merecen todo el respeto. Dijo que la mayoría tienen origen religioso y se orienta por las mejores causas de ayuda al prójimo y cuidado al más necesitado, por lo cual en el Informe Especial se les denomina como Oasis, por tratarse de espacios de tranquilidad, solidaridad y remanso para la hermandad.

Dio a conocer que desde la CNDH se fomentarán alianzas con esos albergues, casas de migrantes y consulados de países centroamericanos para crear una red de apoyo a los casos de retornos voluntarios, traslado de personas enfermas, visas humanitarias y todas las acciones tendentes a respetar la dignidad de las personas migrantes, así como para la aplicación de protocolos, y se convocará a las instituciones gubernamentales para fortalecer albergues y casas de migrantes en su infraestructura, servicios y necesidades básicas de apoyo a connacionales repatriados en su retorno seguro y reintegración social y económica.

Se fortalecerán las acciones en un “Protocolo con principios rectores para el trato digno de las personas migrantes” y se creará una aplicación digital para que se oriente a las personas migrantes sobre los lugares de asistencia en su camino, alertas sobre rutas peligrosas, ubicación de centros de salud y hospitales, así como de organismos públicos protectores de derechos humanos.

Tras mencionar que toda esta información será incorporada al micrositio “El Plan es Tener un Plan” en una sección denominada “México, país amigo”, dijo que se complementará con propuestas concretas a las autoridades de los tres órdenes de gobierno para que, en el ámbito de su respectiva competencia, actúen con firmeza para lograr el pleno respeto de los derechos humanos de las personas migrantes.

González Pérez indicó que también se exhortará al Congreso de la Unión y a las legislaturas estatales para homologar las legislaciones locales y federales migratorias en términos de los estándares internacionales de derechos humanos, y se les solicitará colaborar en impulsar el respeto a la dignidad de las personas.

Por su parte, Pedro Salazar Ugarte enfatizó que se equivocan quienes piensan que las personas comprometidas con la defensa de los derechos humanos lo hacen desde la ingenuidad, el optimismo o el sentimiento de bondad y de generosidad. No, lo hacen a partir del realismo, a partir de la conciencia clara y del desencanto por lo que somos capaces de hacer como seres humanos a otros seres humanos, puntualizó. Y por lo que padecen las personas que se encuentran en una situación de mayor vulnerabilidad y de mayor debilidad.

Los derechos humanos en ese sentido, siempre serán la causa de los más débiles, y por lo mismo su defensa es una lucha civilizatoria, aseguró.

Apuntó que estas voces de estos migrantes son voces que conducen por la senda del desencanto de lo que no hemos sido capaz de hacer para mejorar la vida de millones de seres humanos, y de lo que no somos capaces de hacer para garantizarles vida digna cuando la buscan en nuestro territorio nacional.

Mencionó que este estudio no sólo habla de Centroamérica, sino también de México. Destacó que el 54.7% de los entrevistados dijo haber sufrido discriminación durante su tránsito en México, en tanto que el principal motivo para abandonar sus lugares de origen es que se han vuelto insoportables, así como los riesgos y violencia que tienen que enfrentar al transitar por nuestro país.

Destacó como dato geopolítico de máxima relevancia que las condiciones económicas sean la primera causa de migración para los valores y la segunda para las mujeres, en tanto que la violencia sea la segunda para los varones y la primera para las mujeres. Ante ello, puso en relieve la importancia de contar con políticas que atiendan los problemas desde sus causas, así como la necesidad de coordinación entre los Estados nacionales, así como entre las entidades federativas, ya que en la migración hay un gran desafío que debe atenderse con máxima prontitud.

Gabriela Hernández Chalte comentó que este informe es resultado de las voces de los migrantes que padecen de las condiciones de pobreza y desigualdad que viven en su país de origen, y por ello el albergue colabora para la protección de sus derechos humanos.

Mencionó que los albergues no sólo brindan alimento y alojamiento, sino también son ese Oasis de aprendizaje de las experiencias que comparten los migrantes sobre las consecuencias de migrar. Sin embargo, apuntó que los albergues no pueden hacer el trabajo que el Estado mexicano está obligado a realizar en apoyo a las personas en situación de migración. Destacó que en la Ciudad de México no existe un albergue dedicado a migrantes que el Gobierno Federal atienda.

A su vez, Mario Pérez Beltrán comentó que en la realización del estudio se enfrentó la desconfianza de las personas migrantes entrevistadas, quienes manifestaron su desconfianza al responder, pues consideraban que la información iba a ser utilizada en su contra por el Gobierno, por lo que la ocultaban por seguridad. Además, muchos padecían estrés y depresión porque sus familias no los pueden ayudar ante los abusos que enfrentan.

Puntualizó que la ciudad de Monterrey, Nuevo León, se ha convertido en nuevo destino para los migrantes, debido a las oportunidades laborales que se han presentado no obstante carecen de seguridad social y prestaciones laborales, por lo que es necesario que su estancia se regularice para que puedan acceder a mejores tratos y prestaciones.

En este marco, el migrante Saúl Palencia Calderón presentó su testimonio acerca de su recorrido por nuestro país para llegar a los Estados Unidos, en que destacó que enfrentan muchos desafíos como robos y secuestros. Señaló que es originario de El Salvador y que, tras seis deportaciones, tiene siete años de refugiado en nuestro país. Sin embargo, lamentó que el Gobierno no brinde la información necesaria para solicitar refugio, por lo que algunos buscan dicho asesoramiento por la página web.

Mencionó que actualmente es difícil migrar hacia Estados Unidos, por lo que en México encontró la oportunidad de trabajar para enviar un ingreso económico a su familia a su país de origen. Señaló que en esta época los migrantes prefieren quedarse en los albergues ante los robos que sufren por el crimen organizado.

El texto íntegro del Informe Especial “Los Desafíos de la Migración y los Albergues como Oasis: Encuesta Nacional de Personas Migrantes en Tránsito por México” puede consultarse en la página www.cndh.org.mx