Martes 5 de diciembre del 2017

Insisten perredistas que están a tiempo de definirse por la unidad de las izquierdas al 2018

Aún es tiempo para que el PRD sea parte del Movimiento Nacional Democrático que derrote al régimen neoliberal en 2018 y por ello hacemos un nuevo llamado a la unidad electoral de las izquierdas, con la participación del PRD.

Debe resaltarse dos cuestiones actuales:

A: que el partido MORENA aprobó una política de alianzas amplias sin descartar la participación de ninguna fuerza política dispuesta a derrotar al régimen y

B. que ante la falta de acuerdos para conformar el Frente Ciudadano por México, la dirigencia del PRD está a tiempo de recapacitar y cerrar filas con Morena, para consolidar en la elección de 2018 un gobierno de izquierda en la mayor parte del país.

Se trata de evaluar y aceptar iniciar a la voz de ya un diálogo con la Comisión Especial Electoral de Morena, para que se busque la unidad y el consenso entre las izquierdas.

El llamado es a todos los partidos de izquierda y fuerzas progresistas para que asuman su condición histórica de luchar contra la derecha política que tanto daño ha causado al país.

Debe atenderse la demanda de los electores para derrotar a la derecha en 2018, con la mayor unidad posible de las izquierdas en torno a un liderazgo consolidado y posicionado que sea capaz de propiciar un Estado Social, Democrático y de derecho, acabar con la corrupción y desterrar la impunidad.

El PRD debe rectificar y resolver trabajar en el impulso de un nuevo proyecto de nación que verdaderamente vea por el bienestar de todos los mexicanos.

Este llamado a la unidad se fundamenta en los acuerdos en materia electoral, aprobados en el última Consejo Nacional de Morena, celebrado el pasado 19 de noviembre en la Ciudad de México.

Uno de estos lineamientos faculta al Comité Ejecutivo Nacional Electoral de Morena para que signe acuerdos de unidad y coaliciones que permitan candidaturas comunes con otros partidos políticos.

El PRD está ante una situación histórica que debe resolver a la luz de su origen como partido de izquierda, alternativo y opositor al neoliberalismo.

El tiempo se acaba y no debe dejarse pasar esta quizá última oportunidad para rectificar decisiones que evidentemente no han sido las mejores.

Atentamente

Ifigenia Martha Martínez y Hernández Pablo Gómez Álvarez Carlos Sotelo García Víctor Hugo Romo Guerra Militantes del Partido de la Revolución Democrática