Martes 5 de diciembre del 2017

Indiferencia de la STyPS ante trabajo forzoso y trabajo infantil, acusan en el Senado

En el marco del Día Internacional para la Abolición de la Esclavitud, la senadora María Elena Barrera Tapia presentó un punto de acuerdo en el que exhorta a diversas autoridades a atender los principales componentes de la esclavitud moderna; es decir, trabajo forzoso, trabajo infantil, matrimonio forzado y trata de personas.

Comentó que se exhorta respetuosamente a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), a reforzar las medidas para la detección de patrones y centros de trabajo que tengan a menores de edad laborando en condiciones ilegales o que permitan la realización de trabajos forzosos.

Asimismo, pidió respetuosamente al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), a remitir a esta Soberanía un informe sobre la evolución y tendencias del matrimonio infantil en México durante los últimos diez años, a fin de detectar focos rojos que requieren atención.

Además, solicitó a la Comisión Intersecretarial para Prevenir, Sancionar y Erradicar los Delitos en Materia de Trata de Personas y para la Protección y Asistencia a las Víctimas de estos Delitos, a considerar las observaciones del Índice Global de Esclavitud, a fin de mejorar continuamente las acciones para erradicar la trata de personas en México.

Recordó que a partir de 1985 se estableció la conmemoración del Día Internacional para la Abolición de la Esclavitud el 2 de diciembre de cada año, a fin de concientizar a la opinión pública sobre el flagelo que supone la esclavitud moderna.

El término esclavitud consiste en la sujeción excesiva por la cual se ve sometida una persona a otra, o a un trabajo u obligación. La esclavitud moderna abarca prácticas como el trabajo forzoso, el matrimonio forzado y otras situaciones de explotación que una persona no puede rechazar u abandonar debido a amenazas, violencia, coerción, engaño o abuso de poder.

Barrera Tapia resaltó que en el ámbito nacional, el Índice Global de Esclavitud (Global Slavery Index) en 2016 ubica a México en el lugar 36 de 167 países, según su prevalencia. Esto coloca a México como el país de América Latina con mayor número de personas en condiciones de esclavitud moderna, que incluye matrimonio forzado y trabajo forzoso.

El mismo estudio indica que las víctimas de la esclavitud moderna en México son principalmente mexicanos o migrantes, principalmente de países de Centro y Sudamérica. Destaca que el 70 por ciento de los casos de esclavitud moderna en México están relacionados con grupos del crimen organizado. Los sectores con mayor vulnerabilidad son mujeres y niños, personas indígenas, discapacitados y migrantes.

En lo relativo al matrimonio infantil y embarazo adolescente en México, UNICEF revela las siguientes cifras, con base en los resultados de la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (ENADID) 2014: el 23.75 por ciento de las mujeres se casaron o vivieron en unión conyugal antes de cumplir los 18 años de edad.

Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) revela las siguientes cifras en materia de trabajo infantil, en el año 2015: de los menores de 5 a 17 años ocupados, nueve de cada 10 (89.6 por ciento) realizan actividades no permitidas; cuatro de cada 10 (37 por ciento) menores de 5 a 17 años ocupados, no asisten a la escuela; 5.7 por ciento de las niñas y niños de 5 a 17 años, realizan quehaceres domésticos en condiciones no adecuadas.