Jueves 14 de diciembre del 2017

El defensor de derechos humanos Javier Sicilia recibe amenazas de muerte

Las autoridades de los tres órdenes de gobierno deben generar condiciones idóneas para que las personas defensoras de derechos humanos puedan realizar su labor de manera libre y sin enfrentar riesgos de ninguna clase, exige la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

Esto, porque el martes pasado se dio a conocer que Javier Sicilia, dirigente del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, recibió amenazas de muerte vía telefónica.

Por ello la CNDH solicitó al Comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales Heredia, y al Subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Roberto Campa Cifrián, adoptar las medidas preventivas necesarias para salvaguardar la vida, integridad y seguridad personal del defensor de derechos humanos y sus familiares.

Este Organismo Nacional reitera una vez más que las personas defensoras de derechos humanos realizan actividades de suma trascendencia para nuestra democracia, al acompañar a víctimas y colectivos de distinto tipo, por lo que las autoridades de los tres órdenes de gobierno deben generar acciones de política pública a fin de generar condiciones para que las y los defensores puedan realizar sus actividades de manera libre y sin ser víctimas de agresiones de ninguna clase.