Viernes 1 de diciembre del 2017

El Congreso está en falta ante el pueblo desde hace 10 años en materia de gasto publicitario

El Congreso de la Unión lleva más de diez años sin emitir la legislación secundaria del artículo 134 constitucional sobre publicidad gubernamental, acusó la senadora Marcela Torres Peimbert, al insistir que los legisladores panistas seguirán insistiendo en sacar adelante esta iniciativa.

“Esta iniciativa se propone nuevamente, ya que hace cuatro años la propusimos diversos senadores del PAN, pero fue desechada sin haberse debatido”, reprochó.

Además, precisó que con la aprobación de esta Ley Federal de Comunicación Gubernamental sólo se podrán contratar espacios publicitarios una vez agotados los tiempos fiscales y de Estado destinados a los entes gubernamentales.

En el mismo tono, la legisladora panista denunció que ya son cinco años desde que el presidente Enrique Peña Nieto prometió crear una instancia reguladora de la publicidad oficial y no ha habido ningún avance significativo en la materia, por lo que persiste un sobre-ejercicio del 71.86% en este rubro.

Torres Peimbert hizo notar que el Congreso de la Unión está obligado a legislar sobre dicha ley por dos razones: porque desde hace una década no se legisla para reglamentar el gasto en publicidad gubernamental y sobre todo para que el Congreso de la Unión no caiga en falta ante la orden del máximo tribunal del país.

Explicó que respecto a las propuestas contenidas en la citada iniciativa de ley están restablecer la redistribución del uso de los tiempos de Estado para publicidad oficial entre los poderes de la Unión y órganos autónomos y la creación de un Padrón Nacional de Medios de Comunicación.

También la conformación de un Consejo Consultivo Ciudadano para la Evaluación y el Seguimiento de la Comunicación Gubernamental, así como la fiscalización de los recursos por parte de la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

La legisladora enfatizó que con esta ley no se pretende perjudicar a los medios de comunicación, sino crear piso parejo para todos y evitar medios “consentidos” y “castigados” por el gobierno en turno, además de que la legislación propuesta tiene como base las observaciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Para concluir, destacó que la sociedad mexicana ha expresado su malestar por los montos millonarios que los gobiernos federal y estatales gastan en publicidad, saturando a la ciudadanía con un ‘bombardeo’ propagandístico, que contrasta con el presupuesto que se asigna para solventar servicios públicos básicos.